lunes, 5 de junio de 2017

Nadie se acuerda de ellos








 
Nadie se acuerda de ellos, nadie pregunta, nadie escribe para saber qué ha sido de estos animales que no encuentran ni paz, ni techo ni alimento en Santiago de Cuba.
Ellos me siguen con esa mirada triste, llena de peticiones que no puedo responder. ¿Hasta cuándo seguiremos impasibles ante tanto abandono?
Por eso cuando me hablan de que, si se acerca una nueva guerra en Corea del Norte o de un nuevo asalto a mano armada, miro hacia otro lado. Llevo en mi corazón una Tercera Guerra Mundial. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario