viernes, 16 de junio de 2017

Donald Trump anuncia nuevas medidas para Cuba

Y llegó el tan esperado anuncio de Donald Trump sobre su nueva política hacia Cuba. Algunos momentos van a trascender pero en el fondo parecía mas una programa político que una nueva directiva.
Parece que las presiones sobre el magnate hicieron su efecto, porque los "cambios" no son ni tan radicales ni van a hacer mucho daño al régimen de Raúl Castro. Primero, porque muchas de esas medidas para ser implementadas necesitaran del Departamento del Tesoro y dudo que este pueda llevar a cabo esta "cacería de brujas" contra empresas estadounidenses. Dudo que tenga mucho éxito.

Segundo, se sabe que todas las empresas en Cuba o son de las FAR o son de sus cómplices. O si no que alguien me diga quién tiene a algún vecino cubano que sea dueño de un hotel o de una cadena de tiendas. Y como podría llevarse a cabo una negociación directa entre empresas estadounidenses y cuentapropistas cubanos. Y lo permitirá el régimen?
Yo pensé que se tomarían medidas como la eliminación de las remesas, que son la fuente principal de ingresos del régimen, o que se eliminaría ese descaro del intercambio cultural, o que al menos se limitarían los viajes de cubanoamericanos a la Isla. Porque después de todo, si tú te vas de Cuba porque estas en contra del régimen o porque te iba muy mal, que haces de vuelta al mes y medio? Acaso algunas de esas mulas indecentes se solidarizan con sus coterráneos o apoyan a la disidencia? Por supuesto que no.
Esos cubanos que viajan casi todos los meses solo van a lucrar a costa de nuestro sufrido pueblo. Vienen a revender productos, ropas de 5ta compradas y cuyo valor es triplicado cuando llegan a la Isla. En qué ayudan las remesas y los constantes viajes a la libertad y prosperidad de Cuba? Absolutamente en nada.
Estuvo muy bien que Donald Trump eliminara el acuerdo de Obama y que desbordara su discurso de elogios a los exiliados, pero eso no es suficiente. Eso es mucho menos de lo que hizo el ex presidente George W. Bush.
Habrá que esperar la respuesta de Raúl Castro y su sequito. La verdad no creo que estas nuevas medidas de Trump ayuden en nada al pueblo cubano. Estoy cansado de oír tanta palabrería inútil, tantos esfuerzos para llenar los bolsillos de la gente corrupta de aquí y allá.
Me dio lástima ver a Martha Beatriz Roque y a Ángel Moya mendingando un saludo de Trump que jamás llegó. El presidente prefirió dedicarle un minuto de su atención a Rosa María Paya, a un violinista y a una ex presa política que mantuvo a su lado mientras firmaba esta nueva orden presidencial.
Y eso fue todo mis queridos lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario