miércoles, 31 de mayo de 2017

Activistas y Líderes de la UNPACU pactan con la Policía Política a cambio de impunidad

En cualquier país del mundo el Estado es el principal responsable de la seguridad de sus ciudadanos. La violencia en Santiago de Cuba aumenta por día, historias espeluznantes que son contadas por toda la ciudad. Pero lo peor es que detrás de cada amenaza, golpiza o mutilación está la impunidad premiando al que delinque. Y la ciudadanía espera por condenas severas para parar este baño de sangre.
Hoy les traigo a mis lectores dos ejemplos entre muchos casos que evidencian la desaparición de lo único positivo que se le podía atribuir al régimen de Raúl Castro: la seguridad.
Víctor Campa Almenares, residente en Palma Soriano y Coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), fue procesado en el 2016 por el delito de venta ilegal de drogas.
Transcurrieron 5 meses y fue puesto en libertad a pesar de la gravedad de las imputaciones y de adolescentes que se encuentran presos en ese bajo mundo de las drogas. Familias que ven sorprendidas como Campa Almenares anda libre mientras otros palmeros se encuentran en prisión por delitos menores.
Víctor Campa había sido denunciado también por activistas de la UNPACU que alegaban haber sido lesionados y extorsionados por él durante los años 2015 y 2016. Todas estas denuncias fueron archivadas o desestimadas por la Policía del municipio Palma Soriano.
Hay quien afirma que Víctor Campa ya tiene planificado un viaje a los Estados Unidos invitado por algunos exiliados. Me pregunto si la Embajada en la Habana permitirá que un individuo como éste entre a territorio norteamericano. Eso lo veremos en los próximos meses. Ya sabremos hasta qué punto los controles del FBI y de otras agencias de inteligencia se encuentran trabajando de manera seria o si están solamente conspirando contra la presidencia de Donald Trump.
Otro caso es el de Maikel Mediaceja Ramos, un multireincidente en delitos contra la vida y la integridad corporal. El pasado 26 de febrero intentó acabar con la vida del Sr. Frank Gerardo Saeta Sánchez, según consta en la Denuncia No. 2519/2017.
Mediaceja estuvo prófugo de la justicia durante algunos días hasta que fue capturado por la Policía. Hoy se encuentra en libertad y continúa violando las leyes, y amenazando a la ciudadanía que se pregunta hasta cuándo este delincuente se burlará de sus víctimas.
Fuentes judiciales me han confirmado que Maikel Mediaceja fue llevado a juicio en el Tribunal Municipal de Santiago de Cuba la semana pasada pero que dicho proceso quedó suspendido por “problemas en el Expediente”. 
Actualmente, Maikel Mediacejatrabaja en un jugoso negocio de venta de bocaditos de carné de cerdo en el céntrico Parque Ferreiro, justo frente al rápido del Wamby.
En estos dos casos cabe preguntarse: ¿quién los protege? ¿Port qué tanta demora en la aprehensión y cuándo caerá sobre ellos todo el peso de la ley?
Fuentes consultadas y que declararon bajo condición de anonimato me confirmaron que tanto Víctor Campa como Maikel Mediaceja están siendo protegidos por la Policía Política después de que pactaran con el Teniente Coronel Alexander Jefe de la Unidad de Enfrentamiento de Santiago de Cuba.
Las informaciones del propio Canal en YOUTUBE de la UNPACU y su página oficial nos confirman que el activismo en Palma Soriano está muerto.
Conversaba con una periodista independiente de la Habana y ésta me decía que para la Policía era difícil encarcelar a delincuentes que están vinculados con alguna organización política. Yo no comparto ese criterio más bien considero que el ser un ex prisionero político o tener algún tipo de filiación no te da el derecho a robar, amenazar, extorsionar o atentar contra la vida de otras personas.
La ciudadanía sigue muy atenta al desarrollo de estos dos procesos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario