viernes, 26 de mayo de 2017

Fotos Muy Íntimas del Mejor Regalo de Dios



Hoy es un día especial. Celebrar la vida del ser más importante en tu vida siempre tiene un sabor dulce que nadie puede malograr. Podía ser un perfume, podía ser una postal, podría haber sido una flor, pero opté por regalarle mi compañía, un vestido espectacular, todo mi cariño y en la noche llevarla a cenar.

Por supuesto que les estoy hablando de mi madre, hoy cumple exactamente 59 años, aunque no los aparente. Ella lo ha entregado todo, ha sacrificado su vida para salvar la mía, reminiscencias bordadas por un corazón puro.
Yo le he regalado 37 años turbulentos, una embarcación que no zozobra gracias a su valor y ternura. A veces pienso que cuando llegue el día en que mi madre tenga que partir de este mundo no habré de derramaruna sola lágrima, porque sé que ella va a estar junto a mí hasta el final de mis días.
El amor nunca nos abandona, mucho menos si proviene de un ser especial. El vínculo no desaparece con una partida terrenal. El amor cuando es verdadero permanece en cada flor, en cada tarde, en cada paisaje, no importa el color, no importan las horas. Cuando el amor proviene de una madre especial, entonces sólo nos queda sonreír y dar gracias al Altísimo por tan preciado regalo.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario