lunes, 3 de abril de 2017

Nuevo Escándalo en la UNPACU: Líder desvía fondos y adquiere mansión por 20 000 dólares y moto de paseo


Los viajes de ciertos activistas y líderes al exterior sólo han servido para debilitar al movimiento opositor y sus diferentes agencias de prensa a la vez que han fomentado vicios y corrupción.
Todo está monitoreado por unos pocos que deciden quién sale y quién no. Ni las Embajadas de la Unión Europea y los Estados Unidos como tampoco las ONGS, dígase IPL Perú, han manejado el tema con seriedad y transparencia a fin de que los cursos y conferencias sirvan no sólo para el crecimiento político sino también para aplicar las experiencias en suelo cubano.
Es así que vemos como los de afuera delegan en los de adentro la alta responsabilidad de escoger y vetar nombres. Hoy les traigo a mis lectores un nuevo escándalo en el que está envuelto Carlos Amel Oliva Torres, el líder juvenil de la desprestigiada Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), a quien no le caben más firmas ni cuños de visas en su pasaporte.
 Este activista tan “reprimido”, y que depuso una huelga de hambre sólo para montarse en un avión y viajar hasta Miami, ha incrementado su patrimonio personal a pesar de la “falta de ayuda del exilio con la democratización de Cuba”, según sus propias palabras.

El señor Carlos Amel Oliva Torres, acaba de comprarse una moto de paseo!!!, sí… de las que cuestan unos $ 1.200 dólares (mil doscientos), o sea unos 30 000 pesos en equivalente a la moneda nacional cubana, según lo expresado por el ex-titular Jesús Ayala Triay -Jesucito- y Reiniyer Rizo Rodríguez, participante en la compraventa, ¡habrá que preguntarle al señor Amel o a su jefe José Daniel Ferrer García si la Fundación Cubana Americana (FNCA) o cualquier otra organización que patrocinan los tantos o poquitos viajes (más de una veintena) de este señor al mundo libre, le costea tales exageraciones!!! O es que este señor ha ahorrado lo suficiente….
Ferrer no está al tanto de la compra de la moto de paseo ya que Carlos Amel la deja parqueada lejos de la sede de UNPACU en Altamira para evitarse los comentarios de los miembros de la organización.
 También he podido saber, gracias a otro activista de la célula “José María Heredia” que Carlos Amel Oliva y su esposa Katherine Mojena, han construido una mansión valorada en más de 20 mil dólares, ¡o sea “medio millón de pesos cubanos”!!!, Así que, si usted se llega a la calle San Antonio # 111 e/ Gallo y San Joaquín, en la ciudad de Santiago de Cuba, podrá constatarlo.
Pero la ambición de estos “oprimidos” les han llevado a equipar el inmueble con lo más moderno que se pueda adquirir en las tiendas cubanas. Aquí les van algunas imágenes de las “precarias” condiciones de vida que llevan, a pesar de los cuarenta y…. tantos allanamientos sufridos por la UNPACU durante los últimos meses.

¡En la cocina solamente!!!! Algunos privilegios, con los que no cuentan los cubanos de a pie……



En los baños….





Otros lujos….



Para los que desconocen la realidad interna en la Cuba de hoy, donde el salario básico de un trabajador estatal no rebasa los 20 dólares mensuales -unos 500 pesos moneda nacional-, es imposible, al menos en esta vida, y sin tener ayuda de familiares emigrados; trabajo por cuenta propia o dedicarse al tráfico de drogas, la solvencia necesaria para tales gastos.

Después de ver estas imágenes cabe preguntarse:
-Acaso el dinero que recibe la UNPACU se ha desviado para costear los gustos de sus principales jefes?
- ¿Estarán de acuerdo los activistas de UNPACU con la ridícula pensión mensual que reciben de 5 cuc, mientras Carlos Amel despilfarra a diestra y siniestra?
- ¿Quién decide democráticamente cuánto le toca a cada cual?
- ¿Cuándo José Daniel Ferrer saldrá a dar explicaciones sobre estas graves denuncias? ¿Será que su laboratorio de mentiras se ha quedado sin reactivos?
Es lamentable que una organización política se corrompa a tal punto de ver impasible como su membresía se reduce por día. Mientras la mayoría de los activistas pasan hambre y piden asilo político en la Embajada de los Estados Unidos por verse asfixiados económicamente, mientras Ferrer dice que no hay dinero para pagar multas y que los allanamientos llevados a cabo por la Policía Política han dejado a su organización sin recursos, él y sus más allegados viven en el lujo y satisfacen todas sus excentricidades.
Seguiré publicando estas verdades porque son necesarias. Agradezco infinitamente a las personas honestas que quedan aún en la UNPACU por suministrarme tan valiosas informaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario