miércoles, 22 de marzo de 2017

Audio que compromete a José Daniel Ferrer García (Evidencias de un Crimen)



Sé que el video que voy a mostrar a continuación hará que algunos lloren por lástima o indignación. Es algo muy fuerte pero necesario en esta lucha contra la mentira.
Los hechos ocurrieron el 8 de octubre del 2016. Una niña que llora desconsoladamente mientras Víctor Campa, un traficante de drogas y vulgar matón, le dice que pare de llorar. Un gánster que se cree que porque fue preso político puede robar y golpear mientras los medios corruptos de Miami lo suben como pompa de jabón. Un hombre, un hombre que defiende los derechos humanos se ve apresado por fuerzas que creía eran justas, un hombre que es golpeado, un hombre que llora por la sorpresa y la cobardía de aquellos que tienen que juntarse para llevar a cabo el “escarmiento” que deben recibir aquellos que se quejan y protestan cuando la corrupción y la injusticia hacen mella en una organización política que se dice defensora de los Derechos Humanos.
Hoy les traigo a mis lectores una exclusiva, porque por primera vez podrán ver el audio de la brutal paliza que José Daniel Ferrer García, el líder de la Unión Patriótica de Cuba “UNPACU” y un grupo de cobardes bajo sus órdenes propinó a Roberto Ayala en presencia de la hija menor de éste.
Aquí les dejo este estremecedor video que refleja quién es realmente  José Daniel Ferrer García. Me lo hizo llegar un activista de la UNPACU que estaba allí ese día. Por suerte todavía quedan personas honestas.
Para escuchar el audio sólo tienen que dar clic sobre la siguiente imagen 

3 comentarios:

  1. Ernesto, si quieres ser periodista primero debes usar los términos correctos. Esto no es un video. es una grabación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El autor de la noticia siempre dice que es un audio no un video

      Eliminar
  2. Es hora de que las voces dignas del exilio alcen su voz contra estas atrocidades cometidas por Ferrer y su camarilla de ladrones y abusadores
    Quien defienda hechos como éste no puede hacerse llamar defensor de los derechos humanos

    ResponderEliminar