martes, 21 de febrero de 2017

SE CONSUMA EL FRAUDE ELECTORAL EN ECUADOR


Con 38.349 de 41.042 juntas de recepción de voto revisadas, Moreno es el candidato más votado, seguido por el centroderechista Guillermo Lasso, con el 28,38 por ciento.
Con esta diferencia, a Moreno le alcanza con ganar la presidencia en primera vuelta si logra el 40% de los votos.
Después aparece la socialcristiana Cynthia Viteri con 16,16 por ciento; Paco Moncayo con el 6,82 por ciento; Abdalá "Dalo" Bucaram (4,73%); Iván Espinel (3,18); Patricio Zuquilanda (0,78) y Washington Pesántez (0,76).

El expresidente demócrata cristiano Gustavo Noboa (2000-2003), en declaraciones a la red de televisión Ecuavisa, destacó que "60% del electorado ha dicho no al continuismo, eso es claro" y pidió que "no le tomen el pelo al Ecuador, que no se nos burlen... están amañando la voluntad popular".

Éstos son sólo recortes del Mega Fraude Electoral que ya está en marcha en el Ecuador para burlarse de la voluntad de los ecuatorianos. ¿Quién puede creer que hacen falta 3 días para escrutar un 10% de actas, cuando casi el 90 % fue analizado en 24 horas.
Detrás del fraude está Rafael Correa quien sabe que de ir a una segunda vuelta su candidato inválido de cuerpo y de ideas perdería frente a un Guillermo Lasso que representa el cambio, la libertad y la prosperidad para el Ecuador.

Otros formidables candidatos quedaron en el camino. Según Duniel Medina Camejo, fundador del “Movimiento Por Cuba”, Ivan Espinel no ganó por su juventud. Proponia varias leyes una de ella contra la corrupcion llamada “ley bisturi”, además proponía instaurar la pena de muerte en casos de crímenes atroses, la entrada de la banca internacional yeliminar la tabla de consumo de drogas.
Correa sabe que un triunfo de la oposición lo llevaría a la cárcel por todas las violaciones a los derechos humanos cometidas en sus dos períodos d egobierno. Correa sabe que tendría que rendir cuentas por la persecución de periodistas y la entrega de la soberanía ecuatoriana a la dictadura cubana.
Queda ahora en manos del pueblo ecuatoriano las riendas de su destino. Si el fraude se consuima deben permanecer en las calles llamando a la desobediencia civil y llevar hasta las últimas consecuencias un PARO NACIONAL.


No hay comentarios:

Publicar un comentario