sábado, 4 de febrero de 2017

Las Nuevas Medidas de Donald Trump hacia Cuba


Durante la pasada campaña electoral Donald Trump prometió mano dura con el régimen de Raúl Castro. Y en Miami aseguró que haría lo necesario para llevar la libertad y prosperidad al pueblo cubano.
Donald Trump ha cumplido sus promesas hasta ahora. Le ha entrado con todo a la inseguridad que reina en los Estados Unidos, ha firmado sin vacilar varios decretos presidenciales para derogar el Obamacare e impedir la entrada de terroristas. Tiene todo el derecho: fue elegido por los norteamericanos, dándole una soberana paliza a Hillary Clinton y a los medios corruptos que manipularon las encuestas.
Pero no son pocos los que afirman que con Cuba Trump la tendrá muy dura teniendo en cuenta todos los regalos de Obama a los hermanos Castro, unos regalos que no han favorecido al pueblo cubano que sigue viviendo en total miseria y privado de sus derechos a escoger libremente su destino.
Los primeros 15 días de la Administración Trump ya han pasado sin que se vislumbre un solo intento por cumplir aquella promesa de libertad que le dio la victoria en el Estado de la Florida. Y aunque hace sólo unas horas el Secretario de Prensa de la Casa Blanca anunció que Donald Trump está revisando todo lo referente a la política hacia Cuba, exiliados en Miami comienzan a dudar de las buenas intenciones del Presidente. Nadie duda de que Trump creará millones de empleos para los estadounidenses  y elevará las ganancias pero las expectativas no son las mismas cuando se trata el tema Cuba.
Yo no creo que sea conveniente romper del todo las inútiles conversacioens que comenzó Barack Obama. Pero es imprescindible crear ya la sbases para un nuevo acuerdo que incluya la convocatoria inmediata a Elecciones pluripartidistas en Cuba. Fíjense que ni hablo de los presos polítcos, porque esos son una pieza de cambio que sólo favorecen a los intereses del régimen de Raúl Castro. Ellos forman parte de un ciclo: libero – vuelvo a encareclar. Y la comunidad internacional ha caído en ese triste juego.  
En mi opinión es más importante exigir y trabajar por la libertad de 11 millones de cubanos que pedir por la liberación de 50, 60 ó 70 activistas políticos. Por eso la Administración Trump debe insistir en la realización de elecciones transparentes que devolverían a Cuba la prosperidad y libertad que nos fuera robada por este mal gobierno que hoy tenemos.
Si Donald Trump quiere pasar a la historia como el nuevo Ronald Reagan o el Presidente que realmente influyó  en la libertad de Cuba y nel entierro del pasado comunista en América Latina entonces debe firmar varios decretos presidenciales para desestimular la inversión extranjera en Cuba y remover a todos malos funcionarios que trabajan actualmente en la Embajada de los Estados Unidos en la Habana.
A continuación las nuevas medidas que le propongo a Donald Trump para aliviar la grave situación que atraviesa el pueblo cubano:
1-     Prohibición de que empresarios norteamericanos inviertan un sólo centavo en Cuba hasta tanto el régimen de Raúl Castro no permita que dichos empresarios sean quienes contraten y fijen el pago de los cubanos  que laboren en sus negocios.
2-     Remover al Sr. Jeffrey DeLaurentis del cargo de Encargado de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos en la Habana. Este funcionario es la cabeza visible del desastre y las violaciones que se cometen en la sede diplomática en materia de visado a connotados militares y represorores del régimen comunista, a la vez que niega arbitrariamente las visas a opositores políticos y a cubanos que simplemente quieren visitar a sus familias.
3-     Remover a todos los funcionarios que trabajan en la Embajada de los Estados Unidos en la Habana. Todos ellos son funcionales a la anterior administración de Barack Obama.
4-     Revisar exhaustivamente las visas que han sido otorgadas por el Departamento de Refugiados Políticos de la Embajada de los Estados Unidos en la Habana durante los últimos 8 años.
5-     Exigir al régimen de Raúl Castro la celebración de elecciones pluripartidistas donde puedan participar todos los Partidos Políticos existentes en la Isla.
6-     Exigirle al régimen de Raúl Castro que devuelva a todos los prófugos de la justicia norteamericana que han obtenido refugio en Cuba.
7-     Presionar a los países de América Latina que de alguna manera sostienen u apoyan al régimen de la Habana.
8-     Restablecer la política de pies secos, pies mojados así como el parole para los médicos cubanos que huyen de lesta nueva modalidad de la esclavitud que se hace llamar “misión médica”.
9-     Prohibirle a todo cubano que haya recibido una visa por el Programa de Refugiados Políticos o a través de la Ley de Ajuste Cubano, regresar a la Isla, durante un período de 8 años.  
10-Revisar todas las ayudas que se le han venido dando durante los últimos  20 años a organizaciones como la Fundación Nacional Americana y otras radicadas en los Estados Unidos que dicen ayudar a la disidencia en Cuba, ver el destino real que ha tenido el dinero y los resultados que han alcanzado en la lucha por la libertad. Donald Trump debe suspender la aydua a algunas de estas organizaciones por no haber alcanzado ningún resultado y haber lucrado y desviado millones de dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario