viernes, 20 de enero de 2017

El mejor momento en la Toma de Posesión de Donald Trump

Ayer fue la toma de posesión del nuevo Presidente de los Estados Unidos, el Sr. Donald J Trump, quien pronunció uno de los mejores discursos que yo haya escuchado en toda mi vida.
Les dejo ahora con algunos de las frases más importantes del discurso de Donald Trump:
“Esta ceremonia de hoy tiene sin embargo, una significación especial porque hoy no sólo estamos haciendo una transferencia de poder de un gobierno a otro, de un partido a otro. Estamos transfieriendo el poder de Washington para devolvérselo a ustedes: el pueblo”.
“Por mucho tiempo un pequeño grupo en la capital ha cosechado los beneficios del gobierno mientras que el pueblo ha sobrellevado el costo. Los políticos han prosperado pero los trabajos se han perdido”.
“Para muchos de nuestros ciudadanos la realidad ha sido distinta: madres y niños atrapados en la pobreza en nuestras ciudades, fábricas corroídas y disperas, un sistema educativo inundado de dinero pero que deja a nuestros estudiantes privados de conocimiento y el crimen y las pandillas y las drogas y que han acabado con tantas vidas y le han robado tanto de su potencial no realizado a este país”.
Esta masacre se acaba aquí mismo, en este momento”


Ayer fue la toma de posesión del nuevo Presidente de los Estados Unidos, el Sr. Donald J Trump, quien pronunció uno de los mejores discursos que yo haya escuchado en toda mi vida.
Les dejo ahora con algunos de las frases más importantes del discurso de Donald Trump:
“Esta ceremonia de hoy tiene sin embargo, una significación especial porque hoy no sólo estamos haciendo una transferencia de poder de un gobierno a otro, de un partido a otro. Estamos transfieriendo el poder de Washington para devolvérselo a ustedes: el pueblo”.
“Por mucho tiempo un pequeño grupo en la capital ha cosechado los beneficios del gobierno mientras que el pueblo ha sobrellevado el costo. Los políticos han prosperado pero los trabajos se han perdido”.
“Para muchos de nuestros ciudadanos la realidad ha sido distinta: madres y niños atrapados en la pobreza en nuestras ciudades, fábricas corroídas y disperas, un sistema educativo inundado de dinero pero que deja a nuestros estudiantes privados de conocimiento y el crimen y las pandillas y las drogas y que han acabado con tantas vidas y le han robado tanto de su potencial no realizado a este país”.
Esta masacre se acaba aquí mismo, en este momento”.



Pero creo que el momento más importante fue cuando Donald Trump invocó a Dios y se puso en sus manos para llevar hacia adelante su proyecto para la nación.
 Al menos en mi vida no hay nada ni nadie más importante que Dios. Por eso cuando escuché a Donald Trump invocar el Santo nombre durante la Toma de Posesión en Washington DC no pude más que sentirme regocijado. Porque cuando confiamos a Dios nuestros proyectos podemos tener la seguridad de que la victoria nos espera al final del camino.
Sólo Dios puede ayudarnos a librar las batallas contra los principados del mal. Y justo en estos momentos que vivimos, donde el odio y el fanatismo inundan nuestras calles, es cuando más necesitamos de la fe y la verdad que sólo puede salir de Dios. Porque sólo él es digno de toda alabanza y de toda adoración.
El terrorismo, las adicciones y hasta la muerte sólo pueden ser combatidas por aquellas personas que están llenas de luz.
Estoy seguro que líderes como Mike Pence y Donald Trump podrán no sólo hacer de América una nación grande otra vez, sino que serán como un faro  en medio de la tempestad.
Sigamos orando por nuestros líderes y gobernantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario