domingo, 1 de enero de 2017

Nuevo escándalo tras polémico nombramiento en Boletín "La Voz Santiaguera"


Desde hace meses existe el criterio en la Sociedad Civil de que el Boletín “La Voz Santiaguera” es “La Mina de Oro del G2”.
No se trata de comentarios sino de opiniones fundadas en la valoración de hechos y personas.
Una de las periodistas que escriben  para el Boletín, y que prefirió no revelar su identidad, me confirmó que “Normando Hernández desde USA nos ha impuesto a un Director que no queremos. Imágínate , un ladrón y un estafador”.
Comencé a investigar sobre el tema y comprobé las denuncias. El sr. Rafael Molina Rodríguez cumplió condena por el delito de Robo Con Fuerza en las Cosas. Jamás estudió ni pasó curso alguno de periodismo. Una de las personas que mejor lo conoce es la bloguera Aurora Sancho, quien fuera la divulgadora de las noticias que salían de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).
Aurora Sancho recibía llamadas telefónicas de las diferentes prisiones. Reclusos comunes y políticos la llamaban durante las 24 horas del día para denunciar las violaciones que se cometían contra ellos o simplemente para hablar sobre las pésimas condiciones carcelarias. Uno de esos presos comunes fue Rafael Molina y ya cuando éste sale de prisión se incorpora a la UNPACU. Sobre aquellos años me dice Aurora que “Molina siempre fue un preso común y después de salir ha seguido robando y estafando, aunque ahora lo hace bajo el manto  de ser cristiano”.
Pero a pesar de sus antecedentes  Rafael Molina Rodríguez es hoy el Director del Boletín “La Voz Santiaguera”. Y ciertamente la elección vino desde fuera, en franco rompimiento con los principios democráticos que deben regir en toda organización o Consejo Editorial.  Cómo llegó a suceder esto? Pues les cuento que Normando Hernández, un Ex preso Político y patrocinador del Insituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP) tomó la polémica decisión irrespetando las decisiones del Consejo Editorial de Snatiago de Cuba y el de la Directiva Nacional en la Habana.
El hijo de Rafael Molina es nada más y nada menos que San Miguel Molina, aquel estudiante de medicina que fuera  el primero en salir de Cuba, a través del Programa de Becas y Cursos que tanto ha beneficiado a la UNPACU.
Pues San Miguel Molina utilizó aquel programa para emigrar a pesar de que una de las condiciones que tenía el mismo era que los estudiantes debían regresar a Cuba para implementar en su país lo aprendid. San Miguel abandonó el curso y se quedó a residir en los Estados Unidos dejando en ridículo a la UNPACU.
Pero el nuevo Director del Boletín “La Voz Santiaguera” tiene otros antecedentes y vínculos muy cuestionables: no sabe ni escribir ni expresarse, nunca ha hecho periodismo serio y se vincula a Calixto Emilio Campos Corona catalogado por muchos como un terrorista debido a los estragos que dejó en el sistema eléctrico de la capital cubana. Actualmente reside en los Estados Unidos.
Rafael Molina ha solicitado apoyo a Calixto para la creación de un grupo violento. ¿Es ésta la persona adecuada para dirigir un Boletín de corte pacífico y social?
No tengo la menor duda de que la “elección” de Rafael Molina será otra más de las desacertadas decisiones de Normando Hernández. Aunque cabe resaltar que sus decisiones han estado siempre en beneficio del régimen castrista y su temible Policía Política.
Repasemos algunos hechos. ¿Quiénes han sido los otros “directores” del Boletín que han obtenido el aval de Normando Hernández?
Los Otros Directores
Jorge Amado Robert Vera: Bajo su mandato se perdieron 2 laptops, 5 impresoras, memorias flash y falseaba los impresos para robarse el dinero.
Leovanis Correa: vendió una laptop y mintió sobre la sede del ICLEP.
Alejandro Paumier: Se robó los medios asignadops al grupo, condicionando que si no le daban $400.00 CUC él no entregaría los medios. Hablamos de una impresora y una laptop.
El Boletín “La Voz Santiaguera” comenzó en febrero del 2016 y ha sido un total fracaso. Hasta los Directores han escrito bajo seudónimos para apropiarse de mayores cantidades de dinero.
Con  todos estos truenos sólo queda sentarnos en el balcón a ver el nuevo desastre que se avecina. Soy del criterio que ya el Boletín “La Voz Santiaguera” murió. Desde sus inicios el Boletín “La Voz Santiaguera” sólo ha servido para entregar, a la Seguridad del Estado, los recursos que el exilio envía. Para no pocos periodistas del Boletín comienza a resultar sospechoso el alineamiento de Normando Hernández con los intereses y necesidades de la Policía Política.
El G2 debe estar afilándose los dientes, la Mina de Oro Santiaguera sigue funcionando... para ellos!!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada