jueves, 12 de enero de 2017

Barack Obama deroga la Ley de Ajuste Cubano y entrega el último regalo a Raúl Castro.

Ya es un hecho. La Ley de Ajuste Cubano acaba de ser derogada por el peor presidente en la historia de los Estados Unidos.
Barack Obama no podía finalizar su mandato sin antes hacerle un último regalo a su gran amigo Raúl Castro. En el día de hoy la Casa Blanca anunció oficialmente la derogación de las órdenes ejecutivas para los cubanos que entren de manera irregular al país. Se terminó la "ley de pies secos, pies mojados”. Pero también se terminó la ley que amparaba a los médicos cubanos que desertaran en terceros países. A partir de mañana los cubanos serán deportados sin distingo, tal como ocure con mexicanos y salvadoreños.
No puedo negar que cuando me enteré de la noticia tuve sentimientos encontrados. Sé que por una parte se acabará el relajo de los falsos exiliados, de esos cubanos entrando y saliendo bajo una ley que fue diseñada para ofrecer amparo a los perseguidos políticos. Pero del otro lado están los miles de cubanos que luchan contra el régimen y que ahora quedan a la merced de su Esclavista. De nada les habrá valido luchar primero y escapar después, porque ahora las llaves de la libertad habrán quedado en ese mismo mar que tuvieron que cruzar. Las llaves de la libertad estarán perdidas. Ahora queda una disyuntiva: o se conquista la libertad con sangre y sudor o hay que resignarse a ser esclavos en su propia tierra por los siglos de los siglos.
No se me escapa que esta nueva disposición de Obama beneficiará a la élite que está enquistada hace 59 años. Casi todo lo que ha hecho este primer presidente negro ha sido en contra del pueblo cubano. Y su traición es a todas luces evidente, no sólo al firmar un acuerdo en diciembre del 2014 que beneficiaba únicamente al tirano de turno sino en los pasos que ha dado su Embajada en la Embajada todos ellos tienden a despreciar a la Sociedad Civil Cubana aunque su discurso diga otra cosa.
A mi gente les digo que ahora viene lo más interesante, ahora vienen los días más difíciles para el pueblo cubano. Fíjense que Barack Obama no ha hecho una sola presión efectiva para traer la libertad a Cuba, pero sí que ha dado saltos de gigante para llenar las arcas de los Castro aún a sabiendas que el pueblo no ha visto ni verá un solo beneficio. NO soy racista pero me fío de ese refran: "cuando no la hacen a la entrada, lo hacen a la salida"....
Será Obama un comunista encubierto, su izquierda es también la del siglo XXI? O se estará vengando de la comunidad cubanomaericana que votó mayoritariamente por Donald Trrump?
Les dejo a ustedes la respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada