miércoles, 21 de diciembre de 2016

Golpe de Estado contra Donald Trump

Un golpe de Estado contra Donald Trump venía fraguándose desde el propio 8 de noviembre cuando el magnate ganó limpiamente las elecciones el 8 de noviembre. Primeramente se venía acentuando el hecho de que Hillary Clinton había ganado el llamado voto electoral, algo que como todos sabemos no es lo que determina el ganador de los comicios. Luego la candidata por el Partido Verde Jill Stein anunciaba un recuento de votos en algunos estados como Wisconsin y por último un Barack Obama culpaba a Rusia del descalabro del Partido Demócrata.

Los medios corruptos de la CNN, CharroVisión y The New York Times daban fuerza a la idea de que en diciembre podría darse un cambio radical y que los delegados no estarían obligados a emitir su voto conforme a la decisión de los Estados. De haberse concretado dicha locura se habría desatado en los Estados Unidos una guerra Civil.
Hoy vi en la cuenta en Twitter del vicepresidente Mike Pence que tanto él como Donald Trump habían sido ratificados.
América será grande otra vez. No tengo la menor duda de que las aguas tomarán su nivel. Dios ha guiado las elecciones y él no permitió que los Estados Unidos siguieran por el camino de la derrota. A partir de este 20 de enero los cambios deben llegar al bolsillo de cada norteamericano y el mundo vivirá un poco más seguro.
Los últimos 8 años han estado marcados por la sumisión de Washington hacia las dictaduras, la tolerancia con el terrorismo iraní y los crímenes contra la comunidad LGBTI.
Pero aquellos que querían seguirle tendiendo la mano a las dictaduras más crueles pretendían robarle el triunfo a Donald Trump mas todo quedó en el intento y la propaganda estéril. Quisieron robarse las elecciones pero se contuvieron ante la amenaza del candidato republicano de que no reconocería un resultado amañado.
Desde el inicio apoyé la candidatura de Donald Trump, por su irreverencia por ser un hombre que nadaba contra la corriente, por ser la voz del pueblo.
El próximo 20 de enero todos los defensores de los Derechos Humanos celebraremos una nueva era, un nuevo comienzo. No dependemos de lo que diga un presidente de otra nación pero sí somos parte de un mundo en que la democracia ya no es relegada por los intereses económicos de un sector empresarial.
El Golpe de Estado fracasó. Donald Trump es oficialmente el nuevo Presidente de los Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario