domingo, 18 de septiembre de 2016

Opositora cubana Doraisa Correoso será llevada a los Tribunales el 21 de septiembre

Ya es un hecho, tal y como ha ocurrido con muchos defensores de los Derechos Humanos durante los últimos 4 años, Doraisa Correoso Poso, la segunda mujer en la zona oriental con mayor activismo y más tiempo dentro de la oposición cubana actual irá a juicio el próximo 21 de septiembre.
Fue citada oficialmente para comparecer ese día ante la Sección 5ta de la Sala de lo Penal del Tribunal Municipal de Santiago de Cuba. Se le acusa del delito de "Propagación de Epidemias", porque supuestamente escapó del Hospital donde se encontraba y contagió a otros con el Virus del ZIKA.
La Causa 347 del 2016 es una patraña para que Doraisa Correoso Poso abandone su activismo contra la dictadura. La mayor de las amenazas de ciernen hoy contra su persona y cuando profundizamos en esta acusación nos llenamos hasta los brazos de pura mentira. Mentira que estuvo en un "hospital", ella permaneció varios días recluída sin condiciones en la archiconocida "Granjita Siboney", porque los Hospitales de la Provincia no daban a basto ante tantos pacientes de diferentes epidemias,a demás de las ya habituales víctimas de la violencia callejera.
Mentira que propagó la epidemia, pues sólo existía sobre ella una sospecha y la doctora que le atendía autorizó su salida del campamento improvisado.
Pero la historia de Doraisa Correoso Poso es un delito intencional cometido por no pocos dentro y fuera de Cuba. Su historia está llena de autores y cómplices.
Autor es el tirano Raúl Castro, que parece ha mandado a exterminar a toda la oposición antes de que llegue el año 2018.Y cómplices son los que han abandonado a su suerte a una de las mujeres más valientes de la oposición cubana. Cómplices los que guardan silencio. Cómplices aquellos que le negaron la única posibilidad que ella tenía de sobrevivir a la opresión.
Y en los casos en que se comete un delito tan responsable es el autor del mismo como sus cómplices. Cómplices los medios de comunicación, la llamada "prensa libre" que deja de tocar asuntos medulares de la Cuba de Hoy. Cómplice es aquel funcionario que un día le dijo a Doraisa Correoso que ella no reunía los requisitos para obtener una visa como refugiada política, a pesar de que llevó toda una maleta de yesos rotos, certificados médicos de lesiones, multas y amenazas, y por qué no de sueños.
Hace sólo 1 semana el opositor guantanamero Yobel Sevila Martínez comenzó a extinguir una sanción de 5 años de privación de libertad, justo después que el Departamento de Refugiados de la Embajda Americana le cerrara sus puertas. Ahora mismo hay otros nombres que ya están aprobados para ser llevados a procesos judiciales sin garantía. 
Y mientras todo eso ocurre que vamos a hacer nosotros? Quedarnos de brazos cruzados? Seguir soportando la opresión de los Castro y la indolencia de Barck Obama? Seguiremos aferrados a intereses personales y guardaremos silencio para no perjudicar a quienes han hecho del tema de los viajes un negocio?
Este 21 de septiembre estaré en el Tribunal como muchos hermanos para brindarle el apoyo que ella se merece. Doraisa no va a comparecer ante un Tribunal imparcial. Va a enfrentarse al Pelotón de Fusilamiento.
Para el Silencio, que nadie cuente conmigo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario