viernes, 12 de agosto de 2016

Los mejores cómplices de la tiranía: La Policía y los Tribunales de Justicia


El régimen de Raúl Castro está acostumbrado no sólo a enjuiciar a los opositores y periodistas que no siguen el guión oficial sino que les atribuye conductas y hechos nunca cometidos.
Nunca olvidaré a Fidel Castro imputando hechos falsos a los que querían huir en lanchas. En aquella ocasión, durante la Mesa Redonda, el dictador decía que quienes secuestraron la embarcación tenían múltiples antecedentes penales, un prontuario delictivo que ni él mismo se creyó, pues los acusados tenían más causas que pelos en la cabeza. Y la pregunta que todos nos hacíamos era: ¿y cómo esa gente estaba en la calle al momento de ocurrir los hechos?
La justicia cubana no se caracteriza por ser benévola. Cuando usted comparece como acusado en un juicio ya le parece estar ante el pelotón de fusilamiento, porque ustede s consciente de que está ante jueces que guardan obediencia sólo ante el régimen de los hermanos Castro.
Hago esta introducción necesaria para comentarles que llevo meses luchando para que la Delegación Provincial del Ministerio del Interior borre unos antecedentes policíacos que por “error” me endilgaron. 

Cada vez que un Policía me pide el carné de Identidad en la vía pública y llama a la Estación Central para saber si tengo antecedentes policíacos, les sale que estoy siendo buscado o “circulado” debido a mi procesamiento en un delito que jamás he cometido . Acto seguido los oficiales me conducen y debo pasar algunas horas detenidos hasta que se esclarece la situación.
Hasta ahora no he recibido respuesta y cada vez que voy a la Delegación a reclamar me han dicho que seré citado, pero hasta el día de hoy, nada. Silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada