lunes, 8 de agosto de 2016

Militares Cubanos torturan a opositores en Venezuela




Los regímenes de Cuba y Venezuela se han sostenido mutuamente desde hace 17 años. El chavismo ha otorgado créditos y petróleo, mientras que los hermanos Castro han enviado miles de espías y torturadores para consolidar el “Socialismo del Siglo XXI”.
Y aunque la oposición lograra la realización del Referendo Revocatorio este año, y ganarlo,le resultaría imposible desmontar el aparato represivo y de terror instaurado en Venezuela. Hoy la vía de la guerra civil o el estallido social cobran más fuerza mientras se agotan todas las posibilidades de que Nicolás Maduro entregue mansamente el poder.
Una de las causas del fracaso de la oposición lo ha sido el pasar por alto que el principal problema de Venezuela es Cuba. Mientras sigan entrando médicos o militares cubanos, mientras tengan vida las “misiones” será imposible el retorno a la democracia en un país que se ha convertido en la plaza fuerte del comunismo y el terrorismo de Estado.
Son alarmantes las denuncias que vemos en las redes sociales sobre jóvenes que han sido torturados por militares cubanos que trabajan en la Policía y Fuerzas Armadas de Venezuela.

Desde Mérida el abogado Genis Navarro, abogado defensor de 5 jóvenes que habían sido detenidos por protestar pacíficamente, denunció que, durante la audiencia, logró demostrarse ante el Tribunal que la Policía aplicó torturas: los arrodillaron y les dispararon perdigones por todo el cuerpo, los colocaron en una pared sin ropa, les golpearon con los cascos y puños. Los “policías” que torturaban usaban capuchas y tenían acento cubano.
Es ampliamente conocido que la tortura es un método aplicado por el régimen cubano para acallar las voces que exigen un cambio político. La tortura en Cuba es aceptada por la Fiscalía y los Tribunales. A tal punto que cuando un abogado alega que su defendido ha sido torturado el juez reprueba la denuncia y hasta puede multar al letrado.
Recuerdo que cuando trabajé como Abogado Defensor en Bufetes Colectivos realicé varias denuncias ante los Tribunales de Justicia contra oficiales de la Policía que torturaban a mis clientes ya fuera para arrancarles una confesión, asumieran un crimen que no habían cometido o simplemente para que renunciaran a sus ideas políticas.
En algunos casos fui multado o amonestado públicamente por los Jueces del Tribunal Provincial de Santiago de Cuba y en otros casos recibí el silencio como respuesta a mis denuncias.
Cuando finalmente haya caído Nicolás Maduro ya sea por el Referendo Revocatorio o el Estallido Social será un deber inexcusable desmantelar todo el aparato represivo implantado en Venezuela. Dos pasos deben darse para lograr dicho objetivo: poner fin a las “misiones” educativas y de salud que constituyen la principal vía para la entrada de espías y torturadores cubanos y la segunda depurar las Fuerzas Armadas de todos los elementos leales al chavismo.
El mayor problema de Venezuela sigue siendo Cuba.

1 comentario:

  1. En Colombia ya iniciamos este atropello con la inteligencia cubana?

    ResponderEliminar