lunes, 1 de agosto de 2016

Estallido Social en Venezuela

Todo comenzó con un líder que prometió libertad pero que ya en el poder sólo se dedicó  a distribuir muy bien la pobreza. Luego vinieron las fallidas estrategias y el escape de los que debían liderar la lucha contra el autoritarismo del siglo XXI.
El 6 de diciembre del 2015 la esperanza asomó otra vez a los venezolanos cuando la oposición ganó 112 asientos en la Asamblea Nacional, una mayoría absoluta que no duró ni un mes, porque la voluntad de los electores fue burlada por una mezcla de miedo y mal cálculo. Henry Ramos Allup y sus seguidores pensaron que aún tenían fuerza suficiente para desmantelar la maquinaria chavista. Pero no fue así, y el Tribunal Supremo pisoteó cada Ley emanada del Parlamento.
Qué hicieron los líderes de la oposición: convocar a marchas y denunciar ante la OEA. Olvidaron que las Fuerzas Armadas están plegadas por completo a la dictadura de Maduro y que la OEA no ha dejado de ser un club de amigos de Venezuela. Si alguien lo duda entonces sólo le invito a que vea la posición zigzagueante del gobierno de Mauricio Macri.
La oposición apuesta por un Referendo que jamás podrá realizarse en este 2016 y mientras va perdiendo su capital político. Y cuando finalmente se de el estallido social ni Ramos Allup ni Henrique Capriles podrán encabezar el nuevo movimiento de los porque precisamente ellos, sin quererlo, le han fallado a los hambrientos y a las víctimas de la violencia.
No se trata de dibujar una Tercera Guerra Mundial sino de aprovechar la coyuntura para guiar de manera acertada a nuestros pueblos. Nadie imaginó a Bolivar pensándolo dos veces ante la idea de liberar a los pueblos de América. Acaso él reconoció la "autoridad" de quienes esclavizaban a América, acaso él se dejo arrebatar sus soldados sin dar toda la pelea.
El estallido social en Venezuela es indetenible pero es casi seguro que asistiremos a una nueva nación liberada del comunismo. La sangre que nos libera nunca debe ser tenida por innecesaria, ni calificar de despiadada a quien la entrega.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada