jueves, 2 de junio de 2016

DECLARACIÓN OFICIAL DEL CEEDPA (SOBRE LA RECIENTE DECISIÓN DEL GOBIERNO DE BARACK OBAMA DE RECHAZAR SOLICITUD DE ASILO POLÍTICO A DESTACADA OPOSITORA)

El pasado 20 de mayo del 2016, el Departamento de Refugiados Políticos de la Embajada de los Estados Unidos en la Habana, negó la petición de asilo político a Doraisa Correoso Poso, una destacada activista de Derechos Humanos de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).
Doraisa Correoso Poso ha sido una fiel defensora de los Derechos Humanos desde 1996, ha militado en varias organizaciones de prestigio y en consecuencia ha sido víctima de incontables golpizas, amenazas y encarcelamiento. Su familia también ha padecido la represión del régimen castrista.
Doraisa Correoso Poso ha apoyado no sólo a la UNPACU sino a otros movimientos y líderes opositores como Damas de Blanco y al Sr. Antúnez en sus múltiples huelgas de hambre.
La decisión del Departamento de Refugiados Políticos en el Caso No. 211604 se suma a otras que han provocado la indignación de los que luchan por la democracia en Cuba. Después de 10 años de larga espera y paciencia, un funcionario americano ha obviado los peligros que enfrenta una mujer sin recursos y enferma. En una carta que avergonzaría a cualquier jurista o político decente, se violan los derechos humanos de quien lo ha dado todo por la libertad de su pueblo.
Nadie piense que es una Resolución bien fundamentada, prolija en detalles y argumentos. Se trata de una cuartilla que es la misma que se le entrega a todos los denegados y donde lo único que cambia es el nombre del solicitante.
Doraisa Correoso Poso se encuentra ahora en una situación muy difícil porque el régimen podrá hacer con ella lo que quiera, toda vez que quienes estaban obligados a darle amparo, le han dado la espalda, a pesar de las numerosas pruebas presentadas en el largo y tortuoso proceso.
Para que se tenga una idea de la injusticia: el día 12 de mayo Doraisa Correoso Poso fue a su entrevista y al presentarse ante la funcionaria mostraba aún el yeso y las heridas de la última golpiza que le propinó la Policía Política. Entonces le dijeron que debía regresar a los 10 días a recibir una respuesta. Llegado el momento la activista tuvo que viajar nuevamente desde Santiago de Cuba a la Habana y es entonces que recibe la noticia de que su caso "no reunía los requisitos".
Quienes tienen la responsabilidad de tramitar los expedientes en el Departamento de Refugiados Políticos no tienen en cuenta los enormes gastos en los que incurren los solicitantes para presentarse ante cada entrevista o recibir una respuesta. Cada vez que un opositor viaja a la Habana debe desembolsar un mínimo de 60 dólares, unos $1500.00 moneda nacional por concepto de transporte, alojamiento y comida.
El CEEDPA está muy preocupado por las consecuencias que se derivan de una injusticia continuada que puede afectar no sólo al flujo migratorio por vías seguras sino a la seguridad de los que luchan por la democracia en Cuba. Recordemos lo ocurrido a Guillermo Fariñas hace algunos meses cuando fue apuñaleado por otro activista de Derechos Humanos como consecuencia de divergencias en torno a casos que habían sido dengados por el Departamento de Refugiados.
El CEEDPA en el pasado alertó al mundo de lo que podía ocurrir con la apertura de Embajadas sin que estuvieran dadas todas las condiciones y los acontecimientos nos dieron la razón: un ex preso político Carlos Manuel Figueroa saltó la verja de la Embajada de los Estados Unidos para solicitar asilo político, justo después que el Departamento de Refugiados de ese país denegó su solicitud injustamente.
Carlos Manuel Figueroa fue llevado a prisión y el CEEDPA lanzó una campaña internacional en favor de su liberación. Gracias a la insistencia del CEEDPA y también a las gestiones realizadas por la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional de Elizardo Sánchez se logró la excarcelación de Figueroa.
Pero el problema ha continuado y desafortunadamente muchos líderes políticos se han desentendido porque consideran erróneamente que el refugio político es un favor, una dádiva, cuando lo cierto es que se trata de un derecho consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Paradójicamente vemos a líderes exigiendo al régimen que se respete la libertad de expresión pero callan cuando un gobierno extranjero viola los derechos de sus propios hermanos de lucha.
Rechazamos toda acción u omisión encaminada a burlarse del sufrimiento y la desesperación del pueblo cubano.
El CEEDPA es consecuente con su discurso político y defiende a todos sin hipocresía ni oportunismo. Somos un Centro de Estudios y Asesoría legal y abogamos porque este conflicto, que en cualquier momento puede estallar para perjuicio de todos, tenga una solución ajustada a Derecho.
El CEEDPA está contactando con todos los medios de prensa dentro y fuera de Cuba, así como con los congresistas cubanoamericanos y líderes de la oposición  para que den su apoyo moral, político y económico a Doraisa Correoso Poso. 
La Junta Directiva del CEEDPA ha decidido incluir en el próximo Informe sobre Violaciones a los Derechos Humanos un capítulo dedicado al tema de Refugiados Políticos. Desde hace más de un año hemos venido recopilando todo tipo de información no sólo de aquellos casos que han sido rechazados de manera arbitraria sino de otros muchos que han sido aprobados sin que haya existido mérito según la propia Ley de Inmigración de los Estados Unidos.
El CEEDPA presionará con fuerza hasta lograr que se haga justicia en este y otros casos de corte similar. No vamos a callar ninguna verdad porque para nosotros no hay gobierno, líder, ni activista u organización que estén por encima de los principios de justicia que inspiran nuestra lucha.

Santiago de Cuba, 1ro de junio del 2016
JUNTA DIRECTIVA DEL CEEDPA


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada