martes, 10 de mayo de 2016

"No tengo Vida" (Una Entrevista Exclusiva con Doraisa Correoso Poso)


Con la apertura de la  Embajada de los Estados Unidos en la Habana nada cambió para los que son perseguidos políticos de la dictadura: miles de opositores han sido denegados por funcionarios del Departamento de Refugiados Políticos. Las razones que se esgrimen para desamparar a quienes luchan por la libertad se resumen en una o dos hojas de papel. Años de espera y al final un sobre contiene una respuesta sin fundamentación, una cruz encerrada en un pequeño espacio, quién sabe si marcada al azar. Afuera les espera la represión, el hambre, la discriminación o la muerte.
Las injusticias que se cometen a diario en el Departamento de Refugiados Políticos han traído muchas lágrimas a la familia cubana. Y cada cual se defiende como puede. Algunos de los denegados han optado por lanzarse al mar, otros han ido a la cárcel y hasta hubo un opositor que decidió irrumpir a la sede diplomática en busca de una solución. Claro que me estoy refiriendo a Carlos Manuel Figueroa, quien hoy está fuera de prisión gracias a una campaña hecha desde este mismo blog.
Pero no sólo puede encontrarse la culpa en los funcionarios de la Embajada de los Estados Unidos en la Habana. Y es que paradójicamente los líderes de las diferentes organizaciones hacen silencio ante la arbitrariedad que se comete contra sus activistas. Me consta que algunos como José Daniel Ferrer y Guillermo Fariñas realizan  gestiones en favor de algunos pero esto no es suficiente, porque dichas gestiones están marcadas por el secretismo. Salvan a uno, pero al día siguiente 6 ó 7 de la misma organización son denegados injustamente.
Se necesita llevar a cabo otras acciones que presionen mucho más a quienes tienen en sus manos la vida de alguien que perdió todos sus derechos por su manera de pensar.
A veces el silencio o la inacción de los líderes vienen marcados por el temor y el prejuicio. Olvidan que el asilo político o Refugio es un Derecho Humano tan importante como el de la libertad de expresión.
Dentro de sólo 24 horas la vida de una de las opositoras más valientes que ha tenido Cuba estará por tercera vez en el Departamento de Refugiados Políticos. Ha sido llamada a una nueva entrevista. Ojalá que en esta ocasión valoren su caso apegados a la Declaración Universal de los Derechos Humanos y a las propias leyes de inmigración que rigen en los Estados Unidos.
Aquí les dejo con este valioso testimonio.
Ernesto Vera: Buenas tardes, nos encontramos en la sede del CEEDPA y vamos a entrevistar a Doraisa Correoso Poso, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) quien nos viene a contar su dolorosa historia.
Doraisa Correoso: Inauguré la UNPACU el 8 de agosto del 2011 pero anterior a eso he pertenecido a diferentes organizaciones: al Presidio Político "Pedro Luis Boitel", al Partido del Pueblo, fui Delegada de la FLAMUR en Santiago, fui Dama de apoyo de las Damas de Blanco. Han sido muchos años, vengo del año 1996. He estado apoyando a mis hermanos cuando están en huelga, he recibido muchísimos golpes, he sido detenida arbitrariamente, multada. Ha sido espantoso, me han fracturado piernas. Están acabando conmigo
E.V: Tú pasaste por varias organizaciones entre ellas la FLAMUR. Ahora bien, por qué te quedas en la UNPACU?
D.C:  Me quedo en la UNPACU porque la FLAMUR se fue deteriorando. El "Pedro Luis Boitel" empezó a radicar en Villa Clara, lugar al que yo iba frecuentemente pero por cuestiones monetarias se me hacía más difícil la ida y la vuelta. Entonces me quedé aquí apoyando a la UNPACU y a las Damas de Blanco.
E.V: Hace un tiempo para acá se han estado publicando imágenes tuyas donde se te ve golpeada, ingresada en el Hospital. Aquí estaba viendo las imágenes. Cuéntame qué te pasó?
D.C: Aquí está la foto del 2012 cuando marché en el Cobre con las Damas de Blanco, me dieron una fuerte golpiza y estuve ingresada por varios días.
Recientemente el 10 de febrero una de mis hermanas estuvo detenida en la 3ra Unidad de la PNR. Pedimos por su liberación y fuimos 11 los detenidos y golpeados. La Policía nos dió una paliza que aquello fue criminal. Tuva una fractura en el brazo, en el cráneo. Estuve ingresada en el Hospital. Quien me golpeó fue el Mayor Castillo, ahí está la foto donde se puede ver cómo me dejó. En estos momentos sigo con este hermoso yeso que llevo puesto, me lo quitaron primero porque me salieron escaras en el brazo y ahora me lo han vuelto a poner.
Tengo mucho miedo de salir a la calle porque pueden darme otra golpiza, van a mi casa con multas altísimas, con una cuantía que yo no puedo pagar, yo no tengo ese dinero. Multas que eran de $60.00 MN y se han multiplicado hasta $1000.00 MN porque no las puedo pagar. Han ido hasta con los carros de patrulla a mi casa porque no puedo pagarlo.
E.V: Tú has planteado ésta situación en el Departamento de Refugiados Políticos de la Embajada de los Estados Unidos en la Habana?
D.C: He ido dos veces al Departamento de Refugiados Políticos y las dos veces me han denegado. Dicen que es por falta de evidencia. Ya no sé que podría llevarles para que crean en mi persona porque aparte que soy luchadora necesito que entiendan que ya la próxima verán a mi familia porque yo ya seré un cadaver.
E.V: Tú crees que el Departamento de Refugiados Políticos ha sido justo con tu caso?
D.C: No. No han sido justos conmigo.
E.V: Crees que se han detenido a valorar todas tus evidencias? Veo que son muchas, más de 300 páginas. Y esto es sólo una parte de tu accionar en la oposición. Este yeso que traes acá...
D.C: Esto fue el 10 de diciembre del 2012, fui detenida y golpeada y lo tuve por más de 90 días. Con este yeso fui a la Embajada y me denegaron. No entiendo por qué hacen eso con mi persona. Los Castro me quieren matar y Refugiados me dicen que estoy denegada por falta de evidencias. Quiero que me den la oportunidad de tener un día feliz, soy huérfana desde los 5 años. He sido maltratada por la sociedad en que vivo. Tengo un sólo hijo y por mi condición de opositora fue llevado a la cárcel injustamente.
E.V: Tienes entrevista el próximo 12 de mayo. Tienes alguna esperanza de que ellos valoren tu caso y lo hagan con justicia?
D.C: Dios mediante yo espero que la próxima entrevista sea satisfactoria para mí, porque le repito a usted Señor Vera, la próxima entrevista se la tendrán que hacer a mi familia junto a mi féretro.
E.V: Doraisa tú crees que tu organización te ha apoyado en tu caso?
D.C: No en todo, sinceramente no en todo. Yo necesité mucho apoyo emocional y físico ahora cuando la última golpiza que me dieron. Necesitaba apoyo de mi organización y nada más que lo tuve 2 días. No es que la estoy despreciando sino que estoy siendo justa. Pocos hermanos me apoyaron, entre ellos Enrique Figuerola, que fue también salvajemente golpeado.
Todos fuimos golpeados ese día pero no sé por qué la Seguridad del Estado se ensañó en mi persona al golpearme tan fuerte.
E.V:  Temes por tu vida?
D.C: Yo estoy temblando ahora mismo en tu casa. Ando con mi yerna y mi nieto y aún así no me confió porque pueden agredirme y arrastrarme como ya lo han hecho otras veces. Me han tirado carros arriba, me han deportado para Las Tunas. Me tienen detenida 3 o 4 días. Tengo derecho a respirar aunque sea. No tengo vida....
E.V: Doraisa, nosotros desde el CEEDPA vamos a estar apoyándote, publicando tu caso y presionando fuertemente a través de las redes sociales pra que tu caso se escuche y hagan justicia ahora en el 2016 y finalmente te den la visa que te corresponde como perseguida política de la dictadura. Muchísimas gracias por haber confiado en mí y que Dios te bendiga.
D.C: Un placer.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario