jueves, 24 de marzo de 2016

ANTONIO RODILES ¿ERES O NO UN DEMÓCRATA?



Hace algunos días llamé a Antonio González Rodiles, el publicitado Director de Estado de SATS, para hacerle algunas preguntas sobre la campaña #TodosMarchamos y además las denuncias que tanto él como su esposa habían hecho por una supuesta enfermedad que le había inoculado la dictadura castrista. Según ellos iban a los Estados Unidos para que los médicos de allá les examinaran. Por cierto eso salió en Diario de Cuba y en unos twitters, pero más nunca se habló del caso y aún estamos a la espera de los resultados que supuestamente debía dar la "Comisión de Expertos".
Hacía más de 1 mes que yo venía tratando de contactar con Rodiles pero mis esfuerzos habían sido en vano. Sospeché que el líder de Miramar estaba molesto por un par de artículos míos donde abordé la polémica entre éste y Eliecer Ávilaotro donde exigía a la campaña #TodosMarchamos que se pronunciase enérgicamente por la detención arbitraria del opositor Carlos Manuel Figueroa quien había sido llevado a prisión injustamente sólo por el hecho de que había pedido asilo político en la Embajada de los EEUU en la Habana.
Pude comprobar mis sospechas hace solo 4 días, cuando llamé al móvil de Rodiles y éste ¡AL fin! Se dignó a responder pero solo para decirme que no deseaba hablar conmigo porque había leído unos artículos míos que no le habían gustado.
Sólo le hice una pregunta, la pregunta necesraria: ¿es por mi forma de expresarme verdad? Y me contestó: Sí.
No entiendo cómo Rodiles puede hablar de democracia y decir que el régimen es intolerante cuando él mismo rechaza a las personas que tienen un enfoque distinto del suyo.
Yo hice conciencia al periodismo independiente de la Habana, y gente que en privado, (hablo de destacados periodistas y hasta líderes de la oposición) , me hablaban despectivamente de Berta Soler, Rodiles y su campaña, comenzaron a ir los domingos para dar cobertura a lo que allí pasaba. Fue mi pequeño aporte.
Pues ahora resulta que Rodiles no desea responder a preguntas para mi blog porque yo he cuestionado ciertas cosas. Es su derecho dar o no una entrevista, como lo es también el mío expresar lo que siento y dejar de respaldar a cierto proyecto político cuando considero que quienes están al frente del mismo no son realmente demócratas y asumen posturas autoritarias, muy similares a la de Raúl Castro que hace solo un par de días le salió con tremenda chusmería a la periodista Andrea cuando ésta lo interrogaba acerca de la represión en Cuba y los presos políticos. Raúl decidió que Andrea y otros periodistas allí presentes no merecían una respuesta suya. Pues lo mismo hace Antonio Rodiles.
Una cosa es que usted no quiera que alguien vuelva a tergiversar sus declaraciones y otra negarse a reponderle a medios que usted considera son afines a una tendencia política o ideología diferente a la suya.
Espero que Rodiles rectifique su posición y emprenda el camino de los políticos inteligentes, de la gente que no sólo es capaz de salir un día a la semana a protestar sino que tiene el aplomo, la cordura y sabiduría para responder a cualquier periodista, venga de donde venga.
Quien  se sentó con Obama a criticarlo por su  nueva política hacia Cuba, debía saber esto.

lunes, 21 de marzo de 2016

Raúl Castro humilla a Barack Obama




De nada le ha servido al Presidente Obama bajar la cabeza, casi arrodillarse ante un dictador que tiene sus manos manchadas de sangre. De nada han valido las concesiones, las decisiones del Departamento de Tesoro, el diálogo.
De nada ha servido olvidar los cientos de miles de víctimas del castrismo en más de 50 años, el derribo de las avionetas de “Hermanos al Rescate” y los presos políticos.
De nada le sirvió a Obama abrir una Embajada en el mismísimo corazón de la miseria y la opresión.
Todo ha sido en vano.
Ayer Obama recibió el primer balde de agua fría cuando tuvo que ser recibido por el impresentable Bruno Rodriguez Parrilla que no tiene en Cuba ni voz ni voto aunque “vote” cada año en la Asamblea General de la ONU.
Los Presidentes norteamericanos y hasta sus Secretarios de Estado son recibidos siempre por la máxima autoridad de cada país al que visitan. Pero Raúl Castro decidió que esta vez no sería así. Que a Obama habíz que humillarlo ante el pueblo de cuba y su comitiva, dando a sí el mensaje de quién está suplicando, de quiénes son los que se han puesto de rodillas en el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas.
Ahora hay unos rumores que apuntan a que Raúl decidió a última hora irse para evitar confrontación entre su escolta y los guardaespaldas de Obama. Mira que nos quieren tomar el pelo! Hay que ser un idiota para creer eso.
Pero falta todavía el papelazo que harán los opositores que vayan a la reunión con Obama, digo si es que se da. Allí no tendrán tiempo para echarle en cara su política fallida y el abandono total de la política comprometida con el respeto a los Derechos Humanos. Es que, salvo raras excepciones, los invitados se limitarán a felicitar a Obama porque después del 17 de diciembre del 2014 sus activistas están cogiendo más golpes y patadas de la Policía Política.
Este domingo 20 de marzo las Damas de Blanco que lidera Berta Soler recibieron otra brutal golpiza, el próximo domingo prepárense porque va a ser peor. En definitiva, quien come en la mesa con el enemigo y brinda la copa del olvido no puede esperar otra cosa.


miércoles, 16 de marzo de 2016

¿Dónde está la prensa independiente de Santiago? (Enfermos del SIDA reclaman)



 La situación en el Penal del Caguayo ha empeorado durante las últimas dos semanas, a las habituales denuncias de mala alimentación se ha unido ahora la negativa de las autoridades carcelarias a entregarles los medicamentos a aquellos presos que valientemente reportan lo que sucede.
Yoel Acosta Gámez del destacamento No. I primeramente le suspendieron  Pabellón Reglamentario el 4 de marzo del 2016 y luego dejaron de suministrarle los medicamentos que habitualmente debe tomar para combatir su enfermedad.
Luego fue amenazado con que lo llevarían al Destacamento No. 2 donde hay presos muy violentos que lo están esperando para darle una golpiza.
El 2do Jefe de la Unidad Osmany fue el autor de las amenazas que ya se están cumpliendo pues Yoel Acosta ha sido llevado a una celda de castigo.
Otra de las víctimas de la intolerancia es Ramón Tamayo Cobas, también del Destacamento No. I. Su madre está ciega y postrada. Él necesita un conduce para ir a verla pero le es negado desde noviembre del 2015.
Por último Juan Carlos López Betancourt tiene Hepatitis C, lleva más de 10 días con fiebre y no lo llevan al Hospital.
Estas han sido sólo algunas de las denuncias que ya están confirmadas y que serán valoradas por el CEEDPA en su Informe Trimestral sobre Derechos Humanos que será publicado a mediados de abril.
Es hora de que la prensa independiente en Santiago de Cuba comience a presionar más al gobierno provincial para que asuma su responsabilidad con los presos del Caguayo. Muy poco se está haciendo por los Enfermos del SIDA que están en una de las peores prisiones de todo el país.
Algunos presos me preguntan si realmente existe prensa independiente en Santiago de Cuba, y si existe dónde está?  Creo que esa es la pregunta que debemos responder.

martes, 15 de marzo de 2016

"Obama en Cuba". (Ya ni los demócratas le creen)

Cada día que pasa le es más difícil mantener a Barack Obama el argumento de que con una nueva política de los EEUU la dictadura castrista terminará cediendo y así ya estaremos a las puertas de la transición.
Hace solo unas horas salió publicado un excelente artículo del periodista de Univision Jorge Ramos, titulado “Obama en Cuba” y donde ridiculiza al presidente norteamericano que pretende darle más dinero a los Castro, mientras que le da la espalda al movimiento opositor.
Todos sabemos que Jorge Ramos es seguidor del Partido Demócrata y sus posiciones son bien de izquierda.  Así que si esto lo dice él que dirá el resto.
La nueva ahora es una Carta que dicen Obama escribió para las Damas de Blanco. El objetivo es muy claro: que éstas desistan de las protestas y vayan a verlo en la Habana para comerse unos pastelitos. Tremenda estrategia con la cual garantizaría el éxito de su visita y evitaría al régimen la condena internacional por reprimir a las valientes mujeres en vísperas del tan anunciado viaje presidencial.
Pocas veces cito en mi blog lo que otros dicen, pero créanme que esto bien vale la pena. Les dejo con el artículo de Jorge Ramos.

Obama en Cuba

Jorge Ramos Ávalos
12 Mar. 2016
¿Cómo no voy a querer que haya democracia en Cuba, que los cubanos no sean reprimidos ni censurados, y que los dictadores Raúl y Fidel se pudran en una cárcel? La gran ilusión es que la reciente apertura de Estados Unidos hacia Cuba y el próximo viaje del presidente Barack Obama a La Habana logren un cambio en la isla. Pero, la verdad, es que la isla sigue siendo una brutal dictadura y no ha hecho ni un solo cambio significativo desde que reabrió su embajada en Washington.

No hay visitas milagrosas. Muchos creyeron, equivocadamente, que la visita del Papa Juan Pablo II en 1998 promovería un cambio democrático. "Que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba", pidió el Papa. Pero Cuba no se abrió a nada. Tampoco lo hizo con la visita el año pasado del Papa Francisco. El pontífice argentino se comportó con un incomprensible servilismo, no se quiso reunir con disidentes y hasta llamó Presidente al dictador Raúl Castro.

Algo tiene Cuba que le hace morderse la lengua a muchos. El escritor colombiano Gabriel García Márquez defendió hasta su muerte a Fidel, un tirano que bien pudo haber sido el protagonista de su novela El otoño del patriarca. Si dos Papas y un Premio Nobel no movieron ni un poquito al régimen cubano, mis esperanzas de que lo haga un presidente estadounidense que ya va de salida son muy pocas.

Ojalá me equivoque. De verdad. Pero miles de cubanoamericanos también tienen sus dudas. El 40 por ciento de los cubanos que vive en Estados Unidos rechaza la nueva política de la Casa Blanca hacia Cuba, según una encuesta nacional de Bendixen y Amandi. ¿Por qué? Primero, nunca fueron consultados y no creen en los poderes mágicos de Obama. Además, alguna vez vivieron dentro del monstruo.

No son cuentos. "El régimen cubano continúa reprimiendo a individuos y a grupos que critican al gobierno y que promueven los derechos humanos", concluyó un reporte de Human Rights Watch del 2014 y todo sigue exactamente igual. (Aquí está el reporte: http://bit.ly/1fjiOWl).

Por muchos años se repitió la falacia de que no habría castrismo sin Fidel Castro (igual que se dijo que no habría chavismo sin Hugo Chávez). Pero Fidel, enfermo, traspasó su poder a Raúl de dedazo y ahora tenemos a un nuevo dictador que dice que se retirará en el 2018.

Pero entendamos algo de una vez y por todas. Las dictaduras nunca terminan por la generosidad de sus tiranos. A las dictaduras hay que tumbarlas.

La teoría de Barack Obama es que el soft power de Estados Unidos -con más contactos, más diplomacia, más visas, más inversiones y más comunicaciones- debería acabar poco a poquito con la dictadura marxista. Por eso la insistencia de terminar con el embargo norteamericano a la isla; es algo que quieren los Castro y es también una parte fundamental de la nueva estrategia de Obama.

Alguna vez le pregunté a un alto funcionario de Estados Unidos por qué no le llamaban "dictador" a Fidel y a Raúl Castro. Su respuesta fue un poema: porque el título oficial que les asigna el gobierno cubano es otro. Así que, cuando Obama aterrice en La Habana el 21 de marzo, que nadie se sorprenda de las sonrisas y de los discursos en que se referirá como Presidente al dictador en turno.

A mí hace 18 años que me niegan la visa de periodista para entrar a Cuba. No les gustó que en 1998 reportara en la isla sobre disidentes y periodistas independientes. Y han cumplido su promesa de dejarme fuera. No hay nada nuevo en que una dictadura actúe como una dictadura.

Pero espero, algún día, regresar con mis dos hijos. Paola y Nicolás nacieron en Miami, llevan sangre cubana y quisiera acompañarlos a los lugares donde crecieron sus abuelos. Me imagino que sería una visita parecida a la que hice a Chile tras la salida de Augusto Pinochet o a Sudáfrica luego del fin del apartheid. Los fines de las dictaduras siempre son de fiesta.

Entonces, y solo entonces, sabremos si Obama tenía razón.



@jorgeramosnews