lunes, 22 de febrero de 2016

El Gran Terremoto que todos esperan




Carpas en la Plaza de la Revolución "Antonio Maceo"
Vivir en medio del peligro, acostumbrarse a él, pedirle que rompa el lago de nuestro aburrimiento, así he vivido yo casi toda mi vida. No pocos han corrido mi misma suerte.
Aquellos para quienes la vida debe ser siempre una estación de paz, un edén terrenal inexistente, olvidan que a la Tierra no vinimos a quedarnos. Nuestra vida aquí es sólo un breve o largo camino donde experimentaremos muchas angustias y con un poco de suerte compartiremos también algunos momentos felices con gente extraordinaria.
Hace días que tengo esta idea pero no acababa de sentarme a escribir. Tengo mucho en qué pensar y liberar mis energías. Y asimismo está la Tierra por estos días en Santiago de Cuba. Un fuerte terremoto se espera, estamos ya a las puertas de un cambio radical en la historia. Y aunque las autoridades gubernamentales guarden silencio o se nieguen a dar toda la información que posee comienzan a filtrarse informaciones muy veraces sobre lo que está ocurriendo realmente.
El prestigioso científico iraní MehranKesheha dado a conocer que 40 millones de personas podrían perder la vida en el movimiento tectónico más fuerte que ha existido en la historia de la Tierra. Este gran terremoto que se avecina separará a la América del Norte de América del Sur. Se dice también que la ciudad de los Ángeles en Estados Unidos desaparecerá debido a que las placas de la tierra se están acomodando para el cambio. Los sismos más recientes en Santiago de Cuba, Alaska y Taiwán confirman esta tesis.
Según el científico durante los próximos meses habrá terremotos de magnitudes entre 16 y 24.
El médico Santiago Betancourt quien se encuentra en una de las carpas ubicadas en la Plaza de la Revolución “Antonio Maceo” de Santiago de Cuba me confirmó que dichas carpas estarán allí por 6 meses según disposiciones del gobierno.
En dichas carpas se atenderían a los supuestos heridos. Y aunque el galeno afirmó que el resto de las carpas llegarían en las próximas horas, lo cierto es que las mimas han ido disminuyendo de 5 a sólo 3, lo que para una población que tienen más de 2 millones de habitantes es más que insuficiente.
¿Pero cuáles otras medidas han sido tomadas por el gobierno cubano?
La respuesta del Partido Comunista y el Gobierno han sido insuficientes en algunos casos y risibles en otras. Hace algunassemanas fueron pintados en la ciudad tres murales durante la XII Bienal Internacional InterNos. Desde el mes de enero comenzaron su trabajo creadores cubanos y otros llegados desde Estados Unidos y República Dominicana. Las piezas fueron ubicadas en la Escuela Vocacional de Arte José María Heredia y el Centro Cultural Africano Fernando Ortiz.
Por otro lado, un puñado de inexpertos funcionarios fueron hasta el Abel Santamaría para entregarles a los vecinosunos folletosque llevaban por título “Plan familiar de prevención en caso de sismo” y “Qué hacer en caso de un sismo”.
Pero estas charlas y exposiciones de pinturas no pueden salvar al santiaguero del peligro que se avecina.
Primeramente debemos tener en cuenta que las construcciones deben estar adaptadas a los terremotos. El 12 de enero de 2010 se produjo en Haití un terremoto de magnitud 7,0 que dejó un saldo de 316.000 fallecidos. Ese mismo año un terremoto de 8,8 de magnitud azotaba a Chile dejando un saldo de 500 muertos. ¿Por qué la diferencia en cuanto a daños materiales y humanos?
La respuesta la encontraremos en la construcción antisísmica que se está desarrollando en Chile desde hace décadas. En ese país por disposiciones legales se exige que se utilicen ciertos materiales que ayudan a resistir cualquier movimiento de la Tierra. A esto hay que sumarle que se realizan estudios pormenorizados del suelo donde se levanta la construcción. Nada de esto ocurre en Cuba. Aquí rige la irresponsabilidad y corrupción en la construcción de Edificios Multifamiliares.
El 2016 es un año bisiesto y no es casualidad que 15 de los 28 terremotos más fuertes ocurridos en nuestro país se han registrado en años de 366 días, en el que febrero tiene 29 días en lugar de 28.
Los funcionarios del Partido y Gobierno Comunista serán los responsables directos por los daños materiales y humanos que ocurran en Santiago de Cuba en los próximos meses. No basta con inundar la ciudad con ofertas gastronómicas, lo más importante es la seguridad de cada ciudadano. En el 2012 cuando el Huracán Sandy nos azotó vimos como la Defensa Civil de Santiago de Cuba fue incapaz de tomar las medidas pertinentes para evitar las muertes y cuantiosos daños materiales que tuvimos.
Carpas que se encontraban en el "Campito Dolores" ya fueron retiradas
Ahora no sólo ocultan información sino que ya han retirado las 4 carpas que se encontraban situadas en el llamado “Campito Dolores”. El peligro siempre estará ahí, pero la verdad es que el gobierno está en el deber ineludible de salvaguardar la vida de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario