domingo, 22 de noviembre de 2015

Macri Presidente y Nicolás Maduro se tambalea

Finalmente llegó el cambio a la Argentina. Pocos se atrevían a predecir un terremoto político hace 1 año atrás. La mayoría de las encuestas daban a Daniel Scioli la victoria en una primera vuelta que se tornó en la mayor pesadilla que ha tenido el gobierno autoritario de Cristina Fernández. Este 22 de noviembre el Kichnerismo recibió el tiro de gracia.
Las causas del triunfo de Mauricio Macri, que se impuso con el 51,92 % de los votos, están en la inflación galopante, el retroceso en el área de los Derechos Humanos y en el descrédito en el que cayó el oficialismo después del asesinato del Fiscal Alberto Nisman.
Este 22 de noviembre no sólo se celebraba en Argentina, sino en Venezuela y Cuba. Los demócratas de estas naciones han recibido las fuerzas necesarias para acabar de enterrar al totalitarismo del Siglo XXI, y después de haber visto como millones de argentinos no sólo ejercieron su derecho al voto sino que defendieron esa voluntad dudo que algún venezolano se deje escamotear el triunfo el próximo 6 de diciembre.
En Argentina la oposición supo hacer posible lo que parecía imposible, y esto se logró con mucha fe, astucia, valentía. La gente no se dejó vencer por el miedo y apostó por el candidato que ha prometido expulsar al régimen de Nicolás Maduro del Mercosur. Apostaron por el candidato que ha sido fiel a sus principios, que durante estos 12 años se ha opuesto a las botas y a la estridencia de Cristina Fernández.
Los resultados no nos hacen retroceder ante el panorama sombrío que quiere mostrar TELESUR: una Argentina dividida y donde a Macri le será muy difícil gobernar pues las masas saldrán a las calles a defender sus conquistas.
Y me pregunto de qué conquista hablan: acaso de la inflación, del intervencionismo estatal, de las disputas casi cotidianas con otras naciones del mundo, de los ataques a la prensa libre, de los interminables discursos  de una corrupta villana del siglo XXI? A todo eso el pueblo argentino dijo BASTA! No más subsidios, no más devaluación, no más demagogia y miseria en nombre de la “igualdad”.

La gente quiere progreso, la gente quiere que Argentina crezca por eso le acaban de dar la espalda a los que pretendían continuar. 



1 comentario:

  1. Felicidades argentinos asi se hace, arriba venezolanos, ecuatorianos, bolivianos y cubanos vamos a acabar con el totalitarismo del siglo XXI y tambien con la dictadura de los hermanos castros, la mas longeva del hemisferio occidental

    ResponderEliminar