martes, 24 de noviembre de 2015

Fraude en las Elecciones de Venezuela




La voluntad del pueblo venezolano ha sido escamoteada varias veces durante los últimos 10 años. El próximo 6 de diciembre se realizarán elecciones legislativas y las encuestas señalan que el 63 por ciento del voto popular irá para los candidatos de la oposición, y solo el 28 por ciento para los del gobierno. Pero todo apunta a que un gran fraude ha sido puesto en marcha. Los últimos acontecimientos respaldan esta tesis:
1)      Nicolás Maduro ha dicho públicamente que no reconocerá los resultados si la oposición gana la mayoría de los escaños,
2)      Maduro no ha permitido la presencia de observadores internacionales creíbles de la Organización de los Estados Americanos o de la Unión Europea,
3)  La moción presentada en la Cámara baja uruguaya por el opositor Partido Nacional para enviar una delegación parlamentaria a las elecciones venezolanas no prosperó tras su debate.
4)      Se ha denunciado la utilización masiva de fondos estatales por los candidatos del gobierno y la intimidación de votantes.
5)      El gobierno de Nicolás Maduro boicoteó al ex presidente del Supremo Tribunal Federal de Brasil Nelson Jobim, que había sido elegido como jefe de la misión de observadores de la Unión de Naciones Suramericanas.

Pero esta vez no le será muy fácil al ahijado político de Hugo Chávez aplastar los deseos de libertad y progreso del pueblo venezolano, y son varios los factores. Primero, una economía que se tambalea y muestra sus peores números en 20 años: la economía del país se contrajo un 8 por ciento este año, y su tasa de inflación es de casi un 200 por ciento. Ya el chavismo no cuenta con caudalosos recursos para comprar a la prostituida izquierda latinoamericana.  
En esta ocasión no habrá un líder opositor derrotado llamando a la calma a sus electores, tal y como ocurrió con Henrique Capriles en el 2012. Ahora son cientos los candidatos que reclamarán con todas sus fuerzas en caso de que se consume el fraude electoral.
Y en este sentido la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aseguró que no firmará la propuesta de la misión de UNASUR de reconocimiento de los resultados porque según su criterio estaría dando un "cheque en blanco" al oficialismo. En otras palabras que si hay un fraude el pueblo tomará las calles hasta que se restituya la legalidad quebrantada.
Por otra parte Maduro no podrá contar con la complicidad de la corrupta  Dilma Rouseff, quien se encuentra a las puertas de un juicio político. Y el resultado de las elecciones en Argentina, donde fue electo presidente Mauricio Macri, rompe el esquema tradicional en el que se había movido el chavismo.
A pesar de no tenerlas todas consigo, y contar únicamente con el Consejo Nacional electoral y las Fuerzas Armadas, es casi seguro que Nicolás Maduro se arriesgará a cometer un fraude electoral que llevaría a Venezuela a una guerra civil.
Para decir que en un país hay o no democracia debemos basarnos no en el mero hecho de la realización de elecciones sino en las condiciones en que se realizan las mismas. Cuando no existe transparencia, cuando se pretende violentar las reglas instituidas en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos y otras normas de carácter universal entonces no queda más remedio que defender cada voto en las calles mediante la protesta pública que no puede ser interrumpida hasta que la voluntad de la mayoría sea respetada por los que dirigen una nación.
Y es ése el único camino a transitar por los venezolanos si es que quieren sacudirse el yugo opresor que hoy los asfixia económicamente: el camino de la desobediencia civil, de la lucha pacífica en las calles. No basta con depositar su voto, hay que defenderlo. 

3 comentarios:

  1. Una clara sinopsis de lo depara a los Venezolanos en los próximos días, vista desde afuera de sus fronteras tal cual lo perciben los que vienen siguiendo el proceso electoral Venezolano que cada mas resguarda celosamente sus espacios de poder. Cave preguntar, si el proceso altamente automatizado es tan inviolable como se jacta El Oficialismo no seria este un buen momento para que entonces lo manejara La Oposición?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Y válida la pregunta que te haces acerca de este proceso "automatizado" que existe en Venezuela.
      Los próximos días se decide el futuro de Venezuela. Esta vez no pueden haber líderes "tibios" que convaliden el fraude.
      Esta vez serán millones reclamando por cada uno de sus candidatos.
      Esa es mi esperanza.
      Usetd podrá silenciar o intimidar la voz de un candidato supuestamente derrotado pero no la de cientos de candidatos que a su vez tendrán a millones de electores que se sentirán igualmente defraudados

      Eliminar
  2. Simplemente que, "quién tenga oídos que oiga y quién tenga ojos, que lea". Nos estamos jugando prácticamente la vida.

    ResponderEliminar