jueves, 6 de agosto de 2015

¿Un nuevo Éxodo Masivo de cubanos "vía embajada"?


A pesar de la polémica desatada y de la resistencia en el Congreso de mayoría republicana, lo cierto es que este 14 de agosto todo parece estar listo para que el gobierno de los Estados Unidos abra oficialmente su Embajada en la Habana.
Pero realmente en toido esto hay más simbolismo que otra cosa porque siempre ha existido el monumental edificio frente al Malecón, desde hace décadas se conceden visas humanitarias y de turismo. Desde hace décadas existen conversaciones, secretas o no, entre ambos gobiernos, y siempre han estado yendo los cubanos de allá para acá.
¿Entonces por qué tanto alboroto por el 14 de agosto?
Quizás sea porque en el acto estará el Secretario de Estado John Kerry, quizás porque habrán muchos beneficios para el régimen castrista o por llenar la prensa a falta de tragedias o de conflictos armados de gran envergadura.
Cuando se anunció lo de la apertura de Embajadas hubo mucha expectativa en el pueblo cubano, la gente en la calle hasta llega a asegurar que ahora sí las cosas cambiarían, y hasta no pocos decían "ahora sí los americanos van a dar visa a todo el que la pida".
Pero siete meses han trascurrido desde aquel 17 de diciembre del 2014, en que se anunció el restablecimiento de relaciones diplomáticas, y nada ha cambiado. La represión está en su punto de caramelo, el dinero brilla por su ausencia y no hay signos ni gestos por parte  de un régimen que está muy envalentonado con el último empujón salvavidas que le ha dado  el Presidente Barack Obama.
Lo bueno de todo esto es que las expectativas del cubano de a pié están por el piso, "todo se derrumbó" como dice la canción. Ya nadie cree que una apertura de Embajadas o el restablecimiento de relaciones mejorará la situación en la Isla mientras no exista libertad en todos los sentidos.
Y es por esa razón que andan huyendo los cubanos ahora más que nunca y no dudo que en cualquier momento se dé un desagradable incidente en la "Embajada" de los Estados Unidos en la Habana. Porque aunque ya los portavoces de la Casa Blanca se han adelantado a decir que los cubanos no pueden pedir asilo político dentro del recinto, técnicamente y jurídicamente esto sí es posible.
Y mientras el hambre arrecie y la represión continúe quién podrá evitar otro éxodo masivo esta vez "vía Embajada".

No hay comentarios:

Publicar un comentario