domingo, 23 de agosto de 2015

Comunidad LGBT en Cuba atraviesa por sus peores momentos.






La comunidad LGBT en Cuba se encuentra hoy más desprotegida que nunca. Varios líderes que antes protegían sus derechos han abandonado sus proyectos de una u otra forma. La Policía en la Habana multa y hasta procesa a cualquier gay o lesbiana que circule por ciertas zonas que están vedadas, sitios para ligar, me refiero a zonas como Calzada de Zapata, Carlos III, y el Parque ubicado en 19 y H en el Vedado así como otras zonas donde una pareja del mismo sexo no puede ni soñar con darse un beso.
Cuando usted le pregunta a un policía de las razones por las que acosan a la comunidad LGBT en el Vedado, éste responde que “se trata de zonas donde se cometen delitos constantemente”. Sin embargo parejas heterosexuales se besan y hasta hacen el amor en plena vía pública o en parques de la misma zona.
Y lo peor: continúan los asesinatos contra gays en la Habana sin resolver, el caso más escandaloso ha sido el del joven Marcel Rodríguez Zayas quien fuera asesinado en su propia residencia del Vedado a principios de este año y la Policía no ha encontrado todavía al culpable a pesar de contar con innumerables testigos y huellas.
La situación no ha cambiado con el accionar de Mariela Castro y su monopolio “CENESEX”. La represión contra transexuales continúa y ya no se trata del derecho a una operación, sino del respeto al ser humano que quiere y necesita expresar su sexualidad.
La realidad ha empeorado pues no existen abogados dentro de la Sociedad Civil Cubana que presionen a las autoridades del Ministerio del Interior para que dejen de perseguir a los homosexuales. Ni CUBALEX ni ninguna otra organización ha podido mostrar logros en este sentido y no basta con recopilar denuncias, hace falta un equipo que logre realizar acciones que hagan disminuir la presión sobre los que asumen abiertamente su sexualidad “diferente”.
Navid Fernández  Cabrera
Pero se suma otro problema y es la división que existe entre aquellas organizaciones que desde la Sociedad Civil velan por los derechos de la comunidad LGBTI. Unir a los cubanos en cualquier tema es una tarea harto difícil. Por eso fui en busca de Navid Fernández  Cabrera un hombre de 45 añosque vive con sus dos amantes en la Víbora, Municipio 10 de Octubre. ¿Quién es éste hombre que tiene hoy en sus manos la difícil tarea de lograr la unidad y con ella progresos para su propia gente?
En el año 2010 a raíz de sus problemas laborales en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) fue al CENESEX para entrevistarse con Mariela Castro. Al entrar la hija de Raúl, la secretaria le informa de la presencia de Navida lo que esta contestó “Te he dicho mil veces que no me pases a nadie que no tenga mi mismo nivel”.
Navid le respondió: “Es cierto, usted tiene que subir un poco más para llegar a mi nivel porque usted nunca ha sido Asesor de una Ministra ni Director de Relaciones Internacionales del Ministerio de la Informática. Usted tiene razón, usted tiene que crecer un poco más para llegar a mi nivel”
A partir de ese momento Navid dirige el “Proyecto de Integración de la Comunidad Gay de Cuba”. Pero es más conocido como “Shui Tuix”. Comenzó desarrollando fiestas, algo así como Discotecas gay en la Habana. Él dice haber sido el precursor de estas cosas. La primera estuvo en Muralla y Compostela en la Habana Vieja.
Iban cada fin de semana entre 300 y 400 personas, como era algo atípico para aquel entonces (2009) la Seguridad del Estado comenzó el asedio contra la Organización de dichas fiestas que concluyeron en el 2010 cuando Mariela Castro realizó la primera en el Balneario Universitario.
A Navid le cierran su Discoteca el 1ro de mayo 2010, él discutió esto con la Directora Provincial de Recreación de Comercio y Gastronomía para buscar otro espacio. Comenzó un proceso de negociación que concluyó con la aprobación de 3 lugares: “Las Vegas”, “El Club Amanecer” y “El Colmado”.
El 18 de noviembre del 2009 se vio forzado a pedir la baja de la UCI donde se desempeñaba como Especialista Superior de Supervisión y Control.  Ese día el Rector le dijo que: “o tenía que seleccionar entre la discoteca de los pájaros o seguir trabajando en la UCI”. Su salida de la Universidad de Ciencias Informáticas fue todo un escándalo.
Le fue imposible volver a encontrar trabajo en el sector estatal.
Ignacio Estrada y Wendy Iriepa lanzan sus Proyectos de manera independiente pero colaboraban junto a Navid. En un primer momento tenía únicamente como objetivo buscar “sitios de encuentro”. Al año de estar trabajando le llegó un financiamiento importante del exterior y Navid decide hacer prestaciones de servicios tales como: acceso a Internet, prestar audios, luces, efectos especiales, edición de folletos, (todo esto de manera gratuita). Se fue armando un “muñeco un tanto complicado” que llegó a incluir campañas de salud y contra la homofobia.
En un momento llegó a pensarse en crear una Plataforma Nacional que uniría a todos los Proyectos LGBT pero debido a los problemas surgidos entre Leanne Imbert y la entonces Sección de Intereses de los Estados Unidos en la Habana esto se vio frustrado.
Luego del desastre se fueron organizando nuevos proyectos en diversas zonas del país y ahora se encuentran 14 de ellos agrupados en un nuevo intento de Plataforma que ahora tiene por nombre “Fundación Reflejos de Cuba”. Esta Fundación recopila informaciones, distribuye información y se reúne en la Habana una vez al mes.
Navid es quien ha organizado todo esto de la Fundación y de la Revista “Reflejos”.
Ahora bien ¿Qué diferencia habría entre Navid y Leanne Imbert? ¿Qué garantizaría el éxito de este nuevo intento?
La Fundación se creó bajo la premisa de que cada dos años cambiaría el liderazgo, se realizarían elecciones, antes lo que existía era una Plataforma que se dedicaba a agrupar diferentes Proyectos mientras que ésta se basa en los Derechos Humanos.
Los que estaban en aquel momento (Imbert) trabajaban bajo los principios del financiamiento, los que están ahora saben que el trabajo es “a pecho” y no por un mero interés material. La Fundación está desde el 4 de abril del 2015 y sus miembros tienen que rendir cuentas y así pueden palpar los avances de la misma.Les falta equipamiento, y Navid reconoce que los miembros de la Fundación que residen en la región oriental la están pasando más mal en cuestión de recursos.
Actualmente el Proyecto de Navid ha prestado servicios a ESTADO de SATS, Foro Nuevo País, Comité de Integración Racial, y actividades que se realizan en la residencia de Yoanis Sánchez cuando se lanzaban los números de la Revista “Voces”.
Me retiré de su casa muy deprisa, no pude conocer físicamente a sus dos amantes aunque me los mostró muy orgulloso en fotos que tiene en su laptop. Vive con dos jóvenes en plena armonía. Yo tenía que realizar ese mismo día otra entrevista a las 6:00 p.m y luego preparar mis  maletas para regresar a Santiago de Cuba.
Me fui con la extraña sensación de que todos de alguna forma tenemos culpa en el abandono y la represión a la que está destinada una comunidad que tiene derecho a soñar y explotar sexualmente asimismo como los heterosexuales experimentan el fuego en una parada de ómnibus.
Espero que Navid Fernández logre lo que se propone. Al final de este artículo un Selfi



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada