miércoles, 18 de marzo de 2015

Niegan Atención médica a Enfermo del VIH en Prisión del Caguayo.




Diorelmis Tissert Bauta, enfermo del VIH SIDA puede morir en cualquier momento en la Prisión del Caguayo, si no recibe atención médica o se le concede la Licencia Extrapenal.
Diorelmis Tissert de 29 años, permanece recluido en la Prisión del Caguayo, a donde fue a parar después de un amañado proceso en el que se le condenó por un supuesto delito de Atentado.

A finales del 2014 fue apuñaleado por otros reclusos: un total de 29 puñaladas que le han afectado varios órganos. Fue intervenido quirúrgicamente y algunos médicos han recomendado le sea concedida Licencia Extrapenal. Debe ser valorado por el Urólogo desde enero del 2015 pero las autoridades carcelarias se niegan a llevarlo al Hospital y hasta le han expresado que la decisión del Penal del Caguayo es dejarlo morir.
La Prisión del Caguayo está en el kilómetro 22 de la autopista. Allí están recluidos todos los enfermos del VIH que han cometido algún delito. La alimentación es pésima y el trato degradante.
La situación de Diorelmis Tissert se ha agravado en las dos últimas semanas y su esposa la Sra. Raysa Valera Fernández teme lo peor. A ella le han negado las visitas al Penal y aunque se ha quejado varias veces con el Teniente Coronel Julio que atiende Prisiones en Santiago de Cuba, no ha recibido respuesta alguna.
Raysa Valera está en estado de gestación y espera gemelas. A pesar de su delicado estado de salud la esposa de Diorelmis está pensando en plantarse frente a la Prisión del Caguayo y declararse en huelga de hambre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario