miércoles, 18 de febrero de 2015

Ex agente de la Seguridad del Estado solicita asilo político.





Un joven cubano escribió a Eliecer Ávila y ha generado un amplio debate en el Blog de “Somos más”.
El Lic. Yoan I. Viamontes, fue expulsado de la Universidad de Holguín en la cual trabajaba. Durante un tiempo trabajó para la Seguridad del Estado y decidió romper con ésta. Luego realizó un trabajo muy importante con universitarios y con la sociedad civil. Este accionar pro democrático le granjeó el odio del Ministerio del Interior. Yoan Viamontes fue hostigado por la Policía Política por lo que tuvo que abandonar el país vía Ecuador. Allí presentó su solicitud de asilo político y ahora está a la espera de una respuesta final que le puede resultar adversa dada la estrecha relación que sostiene Rafael Correa con el régimen de Raúl Castro.
Yoan Viamontes se encuentra en Ecuador junto a su familia. Su vida corre peligro pues puede ser devuelto a Cuba donde tendría que enfrentar una posible causa penal. Pero lo más triste es que éste no es el único caso.
Actualmente hay decenas de miles de personas que han presentado su caso de Refugiados Políticos ante la Sección de Intereses de los Estados Unidos en la Habana. La mayoría son desaprobados a pesar de las múltiples evidencias presentadas.
En Cuba toda persona que se oponga al régimen imperante, todo ciudadano que forme parte de alguna organización opositora o que haya roto con el infame aparto de inteligencia del Ministerio del Interior corre un grave peligro no sólo el sino toda su familia.
Es algo que no necesita más probanza que las evidencias que presente el solicitante, pues ya es conocido por todos la naturaleza de un régimen que ha cobrado la vida de cientos de miles de personas durante más de 50 años.
La situación de los cubanos es más delicada aún por cuanto vivimos en una Isla. No existen fronteras terrestres con otras naciones democráticas, y para colmo todo está en poder del Estado omnipresente. Desde que te opones al totalitarismo pasas a engrosar las filas de los marginados y desempleados.
Conozco casos de hermanos de lucha que han tenido que exponer sus vidas en el mar porque su caso ha sido denegado o simplemente llevan 8 años esperando por una respuesta que no acaba de llegar.
Como quiera que soy el Director General del CEEDPA, una Institución académica que asesora legalmente, y dada mi condición de abogado puedo decirle a Yoan Viamontes y a todos los que se encuentren en situación similar lo siguiente: El Derecho de asilo es un derecho internacional que puede disfrutar cualquier persona fuera de su país de origen en caso de persecución política o para huir de las condiciones económicas o medioambientales. Así lo reconoce el artículo 14 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Es irrelevante el que haya pertenecido o no a los servicios de inteligencia de la dictadura. Primero hay que estudiar la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, la cual fue aprobada por las Naciones Unidas en el año 1951. Una persona es un Refugiado Político si demuestraque ha sufrido la persecución o que tiene un miedo fundado de persecución futura y que ese miedo a una persecución es a causa de su raza, nacionalidad, por ser miembro de un grupo social en particular o por su opinión política.
No puede ignorarse que Coroneles y hasta personas con un alto nivel de compromiso con el régimen viven como Refugiados Políticos en los Estados Unidos. Incluso hasta hijos de Ministros y miembros del Consejo de Estado. Estoy seguro que Yoan Viamontes no tuvo más compromiso o complicidad con el régimen que esa gente.
Obviamente el hecho de presentaruna solicitud en Ecuador hace más difícil el desenlace, pero de igual modo las autoridades ecuatorianas y la ACNUR deben pronunciarse sobre los aspectos técnicos y sin dudas el caso de Viamontes merece una especial protección, dado el hecho de su rompimiento con órganos de inteligencia de un régimen tiránico como el cubano. Devolverlo a Cuba o rechazar tu petición de asilo sería el colmo… aun si esta decisión proviene de un gobierno como el de Rafael Correa.
En mi opinión Yoan Viamontes debió haber presentado su solicitud ante la Sección de Intereses de los Estados Unidos en la Habana (USINT). Conozco de casos donde se han abreviado los trámites y en menos de un año han obtenido la respuesta final de su caso y ha sido positiva. Pero tampoco puedo criticarlo pues nadie mejor que él  para calibrar el peligro que corría si se quedaba a esperar en Cuba.
No es sólo Yoan Viamontes el que corre peligro, son muchos los que esperan mientras la cuenta regresiva de sus vidas avanza indetenible hacia el final.
Prometo a mis lectores que seguiré profundizando en este tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada