lunes, 15 de diciembre de 2014

Por estos días

Por estos días trabajo intensamente y ya estoy listo para lo que debe ser una gran victoria en nombre de Jesucristo mi Salvador.
Ciertas decisiones pueden cambiar tu vida y cuando estás a la espera crece tu ansiedad al tiempo que tu fe no deja espacio a las dudas.
Mientras el gran momento llega les diré a todos mis seguidores lo que ocurre en Santiago de Cuba.
El CEEDPA continúa en el monitoreo de las violaciones de los Derechos Humanos en Santiago de Cuba. Hasta el momento hemos recopilado información suficiente de las Damas de Blanco, Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Pastores por el Cambio y de la Comunidad LGBT. Ya entramos en contacto con funcionarios del gobierno y del Partido Comunista, e intentaremos entrevistar al Jefe de la Fiscalía Militar.
Paralelo a ello presto mis servicios de abogado a las víctimas de la represión en el Municipio Mella. La activista MileidysGómez Pérez de la UNPACUsigue clamando justicia ante los destrozos causados en su vivienda y cuyos culpables, según el testimonio de la víctima, son los Oficiales de la Policía Política. El hijo de Mileidys está siendo hoy atendido por un Psicólogo debido a los trastornos que padece producto de los actos de violencia ocurridos el 5 de diciembre del año en curso.
También los gays, lesbianas y transexuales ven como sus derechos son pisoteados por el gobierno. La discriminación no ha cesado y ahora se ha aplicado en toda la ciudad un toque de queda a las 12:00 a.m.
Entre los meses de noviembre y diciembre se ha suscitado mucha polémica por diversas razones, pero no me está permitido tocarlas aquí pues también estos hechos acaecidos en mi ciudad serán abordados en el Informe Final cuya publicación está muy cerca.
Por estos días observo minuciosamente lo que ocurre con figuras que en el pasado tenía como amigas. No he estado ajeno al daño que nos hace continuar sosteniendo una mentira, es como un puñal que con el tiempo tiene un efecto irreversible: si lo sacas te desangras y si lo dejas puedes morir, cuando menos, de la infección.
Por estos días he estado mucho más cerca de la gente que me ha demostrado su cariño y apoyo en los momentos más difíciles. Son justamente esos que han respaldado casi todas mis decisiones por muy descabelladas que éstas hayan parecido.
Por estos días mantengo mi fe en Dios. Sólo él podrá juzgarme algún día. Sólo él es justo y digno de toda gloria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario