sábado, 27 de septiembre de 2014

Algo divertido y poco usual ocurre en Santiago de Cuba

No hay mucho que decir, y sí mucho que admirar, porque estas personas cambian el panorama aburrido de una cioudad detenida en el tiempo.
Santiago de Cuba es diferente en estos días y estos hombres tienen la clave: alegran y llenan de curiosidad a todo el que pasa.
Por momentos nos hacen olvidar la desgracia que vivimos, pero sólo por momentos. Sólo tiré algunas fotos, otros dejan sus propinas.






















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada