jueves, 27 de marzo de 2014

Historias no contadas: Amenazas que se cumplen










La amenaza es un delito que se encuentra tipificado en el Código Penal Cubano, sin embargo se ha convertido en un arma utilizada por la Policía Política para intimidar a todo aquel que disiente. Lo peor es que en no pocos casos se cumple la promesa y aquellos que continúan exigiendo por el respeto de los derechos humanos suelen ser llevados a prisión.
Hoy traigo a mis lectores tres historias que tienen un denominador común.
 Eldris González Pozo ha sido uno de los opositores más valientes de Santiago de Cuba, formó parte del Partido Republicano de Cuba, fue uno de los fundadores de la UNPACU y actualmente es Socio Ordinario del Centro de Estudios Estratégicos para la Democracia Proactiva “José Ignacio García Hamilton” (CEEDPA). Durante los últimos años ha sufrido la discriminación a que son sometidos todos aquellos que disienten en un Estado totalitario: actos de repudio, detenciones arbitrarias, golpizas y chantajes han cambiado dramáticamente su vida y la de su familia.
A Eldris se le acusaba de los delitos de Atentado y Desacato, cuando lo cierto es que fue víctima del abuso policial, sufrió una salvaje golpiza cuando defendía los derechos de un ciudadano en plena vía pública.
Eldris González Pozo salió de la prisión el 29 de enero del 2013 porque le modificaron la medida cautelar de prisión provisional teniendo que pagar una multa después de la campaña que se hiciera a su favor a través de las redes sociales.  Un mes después en fecha 1ro de febrero del 2013 Eldris tuvo que comparecer a la Fiscalía Provincial, allí fue duramente amenazado por el Fiscal Eduardo Ruano Arjona quien le dijo que si continuaba participando en actividades de la oposición sería nuevamente llevado a prisión y que aunque el Expediente se encontraba archivado ellos tenían la facultad de reabrirlo y procesarlo esta vez.
26 de diciembre del 2011: una fecha que René Armando Hierrezuelo Arafet no podrá olvidar nunca. Ese día un Tribunal sumiso le condenó a 3 años de privación de libertad. Muy poco pudo hacer su abogado, el destino le deparaba momentos duros en un Presidio Político muy digno pero con el cual muy pocos se solidarizan.
René Armando Hierrezuelo fue miembro del Partido Republicano de Cuba y estuvo presente de manera significativa en Concilio Cubano durante todo el año 2010 y parte del 2011. Sufrió en carne propia el aislamiento, los alaridos y ofensas en el acto de repudio más grande que se haya producido en el Poblado del Caney.
Prácticamente sin el apoyo de su familia y mucho menos de un exilio, que en su caso se tornó indiferente, no le quedó otra alternativa que huir para salvar su vida, pero fue descubierto y un Tribunal lo sancionó por el simple hecho de querer escapar del hambre y la represión. Ya en el Combinado de Guantánamo donde extinguía su sanción fue Vice Presidente del Presidio Político Jose Luis Boitel - Zapata Vive
Mario Abilio Irsula Acebo tiene sólo 27 años, es miembro de la Junta Nacional de Transición hacia la Democracia desde el 20 de febrero del 2007, en aquel momento presidida por José Antonio Pupo y luego por el líder juvenil Rodis Mustelier Caignet. Ha perdido todos sus empleos, según afirma por motivos políticos. Es Licenciado en Cultura Física, se graduó en el año 2010 en Santiago de Cuba. Ya como trabajador se negó a pagar los sindicatos, no asistía a actos políticos por lo que fue sancionado en el ámbito laboral.
Visitó varias veces las prisiones de Guantánamo con sus hermanos de la oposición presos allí por lo que sufrió detenciones arbitrarias de corta duración durante los años 2012 y 2013.
Fue amenazado por el oficial de la Policía Política llamado “Charlie” en noviembre del 2011. Por la Causa que fue sancionado en la Causa 193 del 2013 le impusieron una multa de  pesos en el Tribunal Municipal Popular. Lo acusaron por desobediencia cuando en la realidad fue otra víctima del abuso policial, los hechos ocurrieron el 5 de mayo del 2013. Y su vida sufrió un cambio, por primera vez sintió que su vida corría peligro porque recordó una y otra vez las amenazas proferidas en su contra.
Ninguna de estas historias han contado con una amplia cobertura de la prensa, lo que hizo a sus protagonistas más vulnerables ante un régimen tan represivo como el cubano. Sin embargo ni la brutalidad de los Castro ni la indiferencia de aquellos que sólo reportan "sucesos" de determinadas organizaciones no han mermado el deseo de libertad de esta larga cadena de olvidos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario