sábado, 7 de diciembre de 2013

Se avecina una cruzada del gobierno contra los cristianos en Cuba



“El que está convencido se mantiene firme”, así nos dice el Pastor Rafael Alvarez Rodríguez quien ha sido una de las víctimas del régimen castrista, y que es una voz que nos confirma la falta de libertad de religión en Cuba.
Rafael es cristiano desde el año 1994. Casi siempre el hombre busca la oportunidad de tener paz cuando tiene una necesidad y quiere que surja un milagro. Dios lo rescató de una prisión muy grande y fue ahí que comenzó a conocer la verdad. Es una verdad que no se encuentra en la Tierra ni siquiera con mucho dinero.
Pasó por dos denominaciones hasta el año 2011 donde ya se define por las “Raíces Hebreas”. Y todo vino por una pregunta que le hizo un joven acerca de la profecía Maya del 2012. Ese joven estaba muy ansioso por saber qué iba a suceder en el 2012. Para no darle una respuesta falsa Rafael tuvo que estudiar y le pidió al joven que le diera un tiempo porque no tenía respuesta en ese momento sobre lo que iba a pasar en el 2012. Empezó a estudiar, buscó en las profundidades y así llegó hasta el calendario hebreo. Fue tocado entonces por el Espíritu Santo y empezó a estudiar las profecías, las raíces hebreas.
Este Pastor que fue desalojado de su vivienda nunca ha pertenecido al Consejo de Iglesias, aunque sí lo visitaron en varias ocasiones. Dejemos que sea el propio Rafael quien nos narre la historia:
“En el 2004 vinieron unos hermanos de México para participar en una Conferencia organizada por nosotros. Justo cuando iba a comenzar llegaron oficiales de la Seguridad del Estado y nos dijeron que eso no podía hacerse. A pesar de las amenazas realizamos la actividad desafiando al gobierno. Días después comenzó la represión contra nosotros: muchas citaciones, advertencias y amenazas. En el 2006 el pueblo nos defendió y ellos no pudieron desalojarme, entonces vinieron en el 2007 y nos sacaron a la fuerza.
En el desalojo fuimos golpeados sin piedad, fuimos esposados. Nos mantuvieron detenidos en un jeep durante más de 4 horas bajo el sol, luego me llevaron a los calabozos. Cuando estaba en los calabozos me negué a comer. El jefe de la Policía hizo un ademán de pegarme pero se contuvo. Montaron una campaña de descrédito en mi contra.
Me cerraron todas las puertas. No pude encontrar a un abogado que quisiera asumir mi caso. Intentaron desacreditarme, buscarme problemas con los vecinos. Al gobierno les molestaba mucho mi relación con la comunidad, y no nos permitían que hiciéramos donaciones de medicinas.
Los del Consejo de Iglesias intentaron comprarnos. En una ocasión nos invitaron a Varadero con todos los gastos pagos. Yo no tenía mucha idea de qué era el Ecumenismo. Cuando me di cuenta de lo que se trataba, me alejé. Los del Consejo de Iglesias entienden que respetar es unirnos todos y yo creo que eso es una gran hipocresía, porque yo jamás podría unirme al rito de otro si no tengo fe en ello”.
Se habla de la libertad de religión en Cuba, se dice que ha habido sus mejoras. Para el Pastor Rafael Alvarez la historia es otra, incluso vaticina una represión contra las Iglesias que no se alineen con el gobierno:
“Hace poco tocaron el tema de la libertad de religión en la Mesa Redonda, y fue un aviso de lo que viene, de lo que se avecina: una gran represión contra los cristianos, una guerra contra las “Casas Culto” y lo que el gobierno llama “fundamentalismo religioso.
La Sra. Ofelia escribió un libro que toca el tema de las “Iglesias Plantadas”. Ella dijo bien claro que en la Mesa Redonda que: todas las iglesias surgidas después de los 90 no serían permitidas. Ella realizó un estudio donde entrevistó a 117 líderes en 11 provincias y 35 municipios. Ella pertenece al Centro de Investigación Sociológico. Yo no creo que ella haya hecho un estudio sino un Censo para ponerlo en manos del gobierno. En la Mesa redonda ella calificó a esos líderes como jóvenes con influencia en su comunidad y que reciben un financiamiento. Ella llegó a revelar la identidad de los jóvenes lo que considero una violación.
Alerto sobre las represalias que vienen, al final ella termina diciendo de que eso no puede suceder aquí y mucho menos que haya un financiamiento”.
Ya me voy de la vivienda donde vive Rafael con su familia, es una vivienda improvisada, sumida en la pobreza pero donde se respira mucha paz, la que nos hace falta a todos los cubanos.



Esposa del Pastor Rafael Alvarez junto a su nieta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada