lunes, 11 de noviembre de 2013

Un nuevo capítulo de la libertad de religión en Cuba




Por: Lic. Ernesto Antonio Vera Rodríguez
Email: loynaciano@yahoo.es    Teléfono móvil: 53162276


El pastor Rafael Alvarez y hermanos en uno de los cultos realizados en su casa
Una vida dedicada a Dios, un ejemplo para una comunidad, un pastor que con su predicación ha logrado el milagro de devolver a la vida a gente que vivía en la oscuridad, un hombre que por sobre todas las cosas ama al creador, lleva 6 años reclamando a las autoridades cubanas, exigiendo se haga justicia en uno de los casos legales más interesantes que yo haya conocido. 





El pastor Rafael Alvarez Rodríguez pertenece al “Ministerio de Restauración en las Raíces Hebreas”, una denominación religiosa que profundiza en las raíces hebreas y cuyos miembros cumplen con la idiosincrasia hebrea, reconociendo a Israel como la nación escogida. Esta denominación no es bien vista hay que recordar que el  régimen es enemigo de Israel por su proximidad ideológica con los Estados Unidos.
Rafael Alvarez ha sido víctima de la más brutal represión: En el 2006 fue desalojadode su vivienda, a pesar de ser su legítimo propietario desde el año 2000. Las autoridades argumentaron en ese entonces que Rafael estaba dando servicios de culto y no estaba reconocido como Pastor. Sin embargo son muchas las evidencias que apuntan a que este es otro capítulo en la larga historia de violaciones a los derechos humanos de ciudadanos cubanos, otro capítulo que demuestra cuanto puede sufrir una familia en un país donde no se respeta la libertad de culto.
Alvarez Rodríguez funda la Iglesia nombrada “Ríos de Agua Viva” en “Guara” una localidad ubicada en la antigua provincia de la Habana en el año 1996. Allí fue  agredido físicamente el pastor Tomás Torres por un vecino que cumplía órdenes de la Seguridad del Estado. El pastor fue lesionado en el rostro con un machete. Al culpable de estos hechos no le ocurrió nada.
Desde ese entonces la represión contra él y su familia no ha cesado. El pastor Alvarez Rodríguez ha sido multado 16 veces desde el año 2000 hasta el año 2008, sancionado a 1 año de Trabajo Correccional Sin Internamiento por el Tribunal Municipal de Melena del Sur, en la Causa 35 del 2007, por el delito de “Desacato”, a lo que se sumó su destierro del Municipio Melena del Sur  por tres años en el período 2007 – 2010, por lo que tuvo que irse a vivir a San José de las Lajas. El gobierno argumentó que el religioso ejercía una mala influencia sobre las personas en la comunidad y que no cuenta con documentos que le acrediten como Pastor, mentiras que chocan con la férrea voluntad de un hombre que ha dedicado gran parte de su vida a estudiar la palabra de Dios:
-          -  En noviembre del 2003 obtiene un Diploma del Centro de Estudios Ideológicos Ministeriales en Puerto Rico por haber aprobado el Curso que imparte el Centro Misionero Jehová Jiréb de la Editorial Evangélica de la Iglesia de Dios Ministerio Bíblico.
-         -  En febrero obtiene Diploma de Oro de la Escuela Interdenominacional  de Evangelismo, (acredita que puede predicar el Evangelio en cualquier lugar del mundo, después de aprobar el Curso Intensivo de 24 meses).
-         -   Certificado que lo acredita como “Pastor de Israel” firmado por el Pastor Principal Shaul Juarez.

El Pastor Rafael Alvarez en su graduacion
A pesar de la persecución a que es sometido, el Pastor Rafael Alvarez no abandona su fe. Él sabe que la libertad de religión es un derecho internacional, reconocido en el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Sabe también que aquellos que perseveran y son fieles han de ser premiados, por ello presentará nuevos recursos legales ante instancias nacionales e internacionales.
Los mantendré informados acerca de lo que vaya aconteciendo con este caso, que bien amerita la atención de la gran prensa, especialmente de aquella dedicada a la realidad cubana.

Siga a Ernesto Vera a través de su cuenta en Twitter: @ErnestoVeraRod











Documento Correpondiente a la Causa 35 del 2007






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada