lunes, 29 de julio de 2013

En medio de los "destapes" hay un silencio: Anyer Antonio Blanco

 Santiago de Cuba, 29 de julio del 2013.
Anyer Antonio Blanco a la salida de Cuba en el Aeropuerto Internacional José Martí

Una de las características que define a los comunistas es  descalificar a todo aquel que cuestione sus métodos.
Por ejemplo, si usted abiertamente hace alusión a los errores del sistema, ellos inmediatamente te acusan de ser un agente de la CIA.  Si te relacionas con uno de sus rivales entonces afirman que eres un "mercenario".  Desde que se fundó la Unión Patriótica de Cuba, su líder José Daniel Ferrer se ha dado a la poca productiva  tarea de destapar a supuestos "agentes" de la tiranía. 
Trataré de hacer un breve recuento de los episodios que demuestran la obsesión de Ferrer por desentrañar los secretos que no llevan a ningún lado. 
Guillermo Cobas, quien fuera su Coordinador Nacional, su brazo derecho, fue uno de los primeros en caer en el saco de la inteligencia del caudillo oriental. Cobas fue siempre su incondicional, nadie sabe cómo pasó de ser un valiente de la UNPACU a un chivato común. Quizás el enigma  termina si observamos que la ex esposa de Cobas, Liudmila Cedeño, la supuesta  y autodestapada agente "Tania" es ahora la amante de José Daniel Ferrer García.Y la pregunta obligada es: si Ferrer fue capaz de perdonar a Liudmila y acogerla bajo su manto, por qué no hizo lo mismo con Guillermo Cobas? ¿Por qué se negó a escuchar los argumentos de éste cuando fue a dárselos a su casa en Palmarito de Cauto?
También Ferrer tildó al periodista independiente Guillermo Espinosa de ser un "chivato", sólo por distribuir ejemplares de la Agencia de Prensa: "La Voz de Oriente" de la cual es su Director.
No hubo vacilación alguna en arremeter contra patriotas del Partido Republicano de Cuba. En un Twitter de fecha 29 de noviembre del 2012 Jose Daniél aseveró que: "Manuel Salinas, Yuleisis Garcés, Rolando Reyes, Dayamí Bañobre, Eduardo Torres y Carmen del Pilar Samé, paralizan más la lucha que el G2".
Otros luchadores y ex presos políticos han sido blanco de las calumnias: Marino Antomarchi y Raumel Vinajera.

Desde el 11 hasta el 16 de julio de este año, Ferrer dedicó varios de sus mensajes en la cuenta Twitter a atacar a una de las actuales miembros de las Damas de Blanco,me refiero a Denia Fernández. Según Ferrer ella es una agente de la Seguridad del Estado, algo que ya fue desmentido por la líder nacional Berta Soler.

Sin embargo, fuentes cercanas a la UNPACU, que han declarado bajo condición de anonimato, afirman que Anyer Antonio Blanco confesó a José Daniel Ferrer ser agente de la Seguridad del Estado para quien trabajó afectando a la organización en más de una ocasión. Sin embargo el líder de UNPACU no sólo perdonó sino que silenció este vergonzoso espisodio y por premio le dió al "ex - agente" una gira por Europa y Estados Unidos. ¿Por qué Ferrer  guardó silencio? Esta es una grave cuestión sobre la que no pocos esperan una explicación. Y es que según las fuentes consultadas hay "muchas dudas sobre Anyer", "no se sabe si aún colabora con la tiranía" o si su arrepentimiento fue sincero. Para fuentes de la oposición oriental, el silencio de Ferrer sobre la confesión de Anyer "es muy extraño".

De todos modos los que luchamos por la democracia, no debemos lanzar acusaciones sin  fundamento, debemos dejar a un lado nuestras pasiones y bajos instintos, la Patria está por encima de la envidia y la mediocridad. Descalificar a un rival o a un hermano por el solo hecho de no militar en las filas de nuestra organización nos convierte en un reflejo del totalitarismo.
La calumnia, la difamación constituyen delitos en cualquier parte del mundo. Si no se tienen pruebas contundentes es mejor callar. Y pruebas contundentes en estos casos sería: mostrar el expediente del supuesto "agente" y para ello haría falta o militar en su misma fila como delator o tener un alto cargo en Villa Marista.
Algunos tratan de justificar su labor de "contrainteligencia" con el argumento de que "los chivatos hacen mucho daño a la causa" y que "han leído muchos libros sobre los métodos que empleaba la KGB", pero lo cierto es que si estas personas tuvieran tanto discernimiento, tanta sabiduría,al punto de descubrir secretos  entonces por qué son incapaces de sumar a  cientos de miles de cubanos a sus respectivos movimientos, por qué no han logrado  resonantes victorias en su lucha por la democracia?.
Una calumnia, una difamación puede conllevar al suicidio político de un líder: recordemos el ejemplo de Eduardo Chivás. Es mejor concentrarse en lo que debe ser motivo de nuestro insomnio: liberar a nuestro pueblo. 








1 comentario:

  1. Tengo la impresion que el regimen sembro en todos nosotros,una semilla que les garantiza a ellos SEGURIDAD.El hecho de desconfiar los unos de los otros impide la unidad y es claro que en la unidad esta la FUERZA.Yo vivi en Cuba 41 anos bajo el Castrismo y desde 1960,ya estaba conspirando.Siempre fui muy desconfiado y asi y todo cuando me arrestaron,en Villa Marista me ensenaron multitud de acusaciones que segun ellos,mis amigos que pasaron por alli,habian hecho y que por tanto yo no tenia que tener consideraciones con ninguno.Un argumento muy solido y en aquellas circunstancias,mas aun.Yo fui juzgado y condenado SOLO en mi causa y en la prision y fuera de ella sigo siendo desconfiado;pero no al punto de ser juez o fiscal de alguien.Siempre,en toda empresa humana se corren riesgos.Atacandonos unos a otros seguiremos siendo aliados involuntarios de una dictadura que ya va a cumplir 54 anos.

    ResponderEliminar