lunes, 15 de julio de 2013

Cascabeles por George Zimmerman

George Zimmerman

Uno de los juicios más mediáticos en la historia de los Estados Unidos han concluido, sin embargo millones se preguntan si valió la pena.
Un jurado compuesto por seis mujeres ha dictaminado que George Zimmerman es inocente de la muerte del joven de 17 años Trayvon Martin, ocurrida el año pasado.
No es que La fiscalía haya cometido un error en la presentación de un cargo de asesinato en segundo grado contra Zimmerman, es que nunca hubo caso. 
La acusación nunca cumplió con los requisitos, era imposible demostrar que Zimmerman fuese culpable del delito de Asesinato o del de Homicidio. Y si la cosa llegó más lejos es porque algunas autoridades así lo quisieron. Si Trayvon Martin hubiese sido blanco los atractivos no existirían y por ende no tendríamos historias que leer en los diarios. 
Se habla de motivación racial, nada más ridículo. Trayvon Martin era un afroamericano pero eso no demuestra nada, máxime cuando las pruebas indican que se trataba de  un hombre violento, con claros deseos de quitar la vida a Zimmerman.
Es una victoria para la justicia americana y para este joven que ya está planeando estudiar la carrera de Derecho quizás para defender a otros que como él han sido víctimas de la calumnia y los prejuicios
Lamento la muerte de cualquier ser humano, pero más que todo lamento la inútil bulla de los cascabeles. 

1 comentario:

  1. Excelente vision de los hechos. Permitame compartirla

    ResponderEliminar