domingo, 21 de julio de 2013

Agravamiento de los males de la república comunista y ascenso del movimiento cívico en la sociedad cubana.




Guillermo Espinosa Delegado CID en Santiago de Cuba.
Teléfono fijo: 612331
La cúpula comunista se muestra desesperada y delirante ante las disyuntivas existentes en la sociedad :la población lleva a extremo las consecuencias del olvido por la falta de cumplimiento en los compromisos contraídos con la población, no son cumplidos con seriedad y mantienen al ciudadano en el estrés constante de supervivencia por la vida.
Estas condiciones desenmascara a los gobiernos populistas en decadencia, estos encaminan en su campaña política una series de compromisos que jamás cumplen.
 Solo promesas llenan las agendas de gobierno. En Santiago de Cuba como cuna de la revolución es donde se arraigaron las promesas del gobernante enfermo Raúl Castro  quien convoca a transformar la ciudad, transformación que no ocurre: la ciudad azotada por huracanes y sin que se aprecie una verdadera remodelación urbanística.
El parlamento cubano  funciona flemáticamente con estas situaciones irreparables, mientras Santiago de Cuba sigue sumido en una pobreza total, los resultados en la agricultura siguen siendo muy pobres.
Importancia histórica de este proceso de los demócratas en Cuba.
Mientras las fuerzas democráticas se consolidan y evolucionan a pesar de la diversidad y las dificultades, manteniéndose bien claros los objetivos propuestos.
Las fuerzas democráticas han aprendido la importancia de sumar al pueblo a la lucha por los derechos ciudadanos que les niega la dictadura comunista.
Un paso importante ha sido la impartición de los cursos, lo cual es aceptado por la población, cursos estos que han sido preparados por organizaciones pacíficas.
Recuerdo en años anteriores como los materiales entregados eran destruidos en nuestra cara, hoy el escenario es diferente, nos preguntan si no tenemos más para hacer  llegar a vecinos y compatriotas de diferentes ideales.
Muchos somos los que hemos sufrido las consecuencias por ser defensores de los derechos humanos, Cuba violó lo publicado el 25 de enero del año 2002 en la página  cinco del periódico Granma dirigido por el partido comunista de Cuba, decía:¨Cuba reconoce a todos los ciudadanos que sean defensores de los derechos humanos, el estado lo aprueba¨. Sin embargo llevó a prisión en el año 2003 a 75 disidentes pacíficos por ser  promotores y defensores de los derechos humanos.
Esto facilitó que hoy germinaran las semillas sembrada por compatriotas, facilitando la oportunidad que movimientos de mujeres ascendieran como líderes.
 A pesar del aumento de la represión, torturas y corrupción, la actividad cívica aumenta en toda la isla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada