miércoles, 26 de junio de 2013

Sobre mi madre únicamente Dios


María Margarita Rodríguez Vaillant.
Es una flor sencilla. Hace tiempo quería hablar de mi madre. El pasado 25 de mayo cumplió 55 años y yo pude estar a su lado. Nuestra familia es muy corta pero basta el amor de esos pocos para sostenerla, hacerla fuerte.
Mi madre es una mujer que aparenta ser débil pero es capaz de darte las fuerzas que necesitas para continuar.
Ella siempre ha estado a mi lado, me ha apoyado, estuvo junto a mí cuando las turbas querían matarnos a golpes a la salida del juicio que se celebró con motivo de la Causa 355 del 2011.
Qué decirles de una madre que con sacrificio me crió en la pobreza y en medio del dolor, ella llenó de felicidad los días más oscuros de mi existencia.
Esto no es un homenaje, el post me ha quedado corto y el Internet caro me hace contar los minutos que quedan. A ella no la voy a despedir nunca, estaré saludándola en cada paso del camino.
Dios te bediga mamá.












No hay comentarios:

Publicar un comentario