martes, 18 de junio de 2013

La oposición cubana hoy: sus retos y causas del fracaso


Por: Lic. Ernesto Antonio Vera Rodríguez. Abogado independiente
Teléfono: 53162276
email: loynaciano@yahoo.es
Cómo llegar a una victoria, como sacar el totalitarismo de Cuba y fundar una nueva República?
Todas estas son interrogantes que deberíamos hacernos cuando han transcurrido más de 50 años y todavía nuestro pueblo está bajo las botas de los hermanos Castro.
Para nadie es un secreto que el 80 % de los cubanos que viven en la isla están más interesados en viajar al exterior para regresar luego con pacotillas y lucirlas ante un barrio que está cansado de las consignas y de la miseria.
Del otro lado tenemos a una oposición fracasada, envuelta en los mismos métodos, luchando contra el mismo enemigo durante cinco décadas. No se observa un cambio, no logramos divisar la victoria y cada año que pasa tenemos a una población perdida entre la burocracia y la indolencia de un régimen que apuesta al cansancio y la mediocridad del adversario para ganar.
La oposición insiste en los mismos métodos: los carteles, la bulla de 4 gatos y las intervenciones en la Radio. En la gran mayoría de los casos los líderes centran su accionar en la divulgación de manifiestos hacia el exterior del país y olvidan que el mensaje de un líder es más fuerte justo dentro de la comunidad en que vive. Es allí donde su discurso debe ser más fuerte, más radical, su discurso debe dirigirse al vecino, al policía que multa y reprime, al Delegado que no es más que un falso representante del pueblo.
El líder debe encabezar cada manifestación. Veo con mucha tristeza cómo algunos de nuestros líderes se asemejan a Fidel Castro, quien dirigía desde una cueva, o desde un seguro Bunker.
Si hay que hacer una protesta el líder de la organización debe estar al frente. Al menos eso era lo que yo hacía cuando Concilio Cubano y lo que sigo haciendo ahora.
Otro de los problemas es el exilio o la fuga de líderes. Acaso no vimos lo que ocurrió en el medio Oriente? Si los sirios o los libios hubieran salido en masa para el exilio acaso tendrían el reconocimiento internacional?La lucha es aquí, ya con los que tuvieron que marchar al exilio tenemos suficiente, el movimiento pro derechos humanos en Cuba no necesita de más exiliados sino de más cubanos dispuestos a entregar sus vidas por la felicidad de millones de cubanos.
Por último hay un fenómeno que promete con quitar legitimidad a nuestra lucha y es el surgimiento de caudillos que con métodos fascistas y dictatoriales pretender ahogar a los que disienten, son esos líderes que sin ningún conocimiento de política acusan a sus hermanos de colaborar con los servicios de inteligencia del enemigo. Los métodos de estos caudillos y seudo luchadores son los mismos de Fidel Castro: descalificar a sus rivales o colegas en la lucha, acaparar todos los recursos y darse la gran vida. Mientras estos caudillos se dan la gran vida hay muchos opositores que no tienen ni qué comer,
Gran culpa de esto la tiene una parte del exilio que cooperó a que el régimen hoy imperante llegara al poder.
Espero que todos los que luchamos por la democracia en Cuba comencemos a hacer los cambios en nuestros métodos, o de lo contrario tendremos 100 años más de dictadura.
El trabajo debe ser con el pueblo. Esos millones de cubanos quieren escuchar un mensaje inteligente y coherente, ver en los opositores la fuerza capaz de traer el cambio a sus vidas.

Puede ver más de nuestros videos aquí: http://www.youtube.com/user/CEEDPA/videos




1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo contigo pero se te olvida que lo rpimero que debe hacerse es pedir a la SINA que se vaya, ya sus metodos de alentar a la oposicion prometiendo una salida son obsoletos, porque los opositores cooperan cn las SS por evidencias, hablar de esto es buscarse muchos enemigos pero hay q. decirlo, esta batalla sera la mas dura, porque en el exilio se vive de la politiqueria con el dinero que da USA (20 millones) y en Cuba te tachan de seguroso pero como se trata de libertad de expresion seguiremos expresando la nuestra. Saludos

    ResponderEliminar