lunes, 17 de diciembre de 2012

NO HAY VUELTO. NO HAY CAMBIO.



Vista exterior de la Cafeteria Karachi, en esquina 17 y K

La gastronomía cubana no logra recuperarse ni de la corrupción ni de la burla al consumidor.
Ubicada en la esquina de K y 17 en el Vedado, la cafetería Karachi es muy conocida por las violaciones a los derechos del consumidor. No sólo se ofertan productos ya vencidos sino que cuando usted va a comprar cualquier cosa no importa si es un simple refresco debe llevar el dinero exacto porque nunca tienen cambio.
Cuando usted se dirige a la oficina del Administrador Carlos C. Bello, éste con prepotencia le reitera la misma burla dicha antes por la dependiente del lugar: “no hay vuelto. Quéjese donde usted quiera”.
Y yo quisiera ir con una demanda ante sus superiores pero presiento que todo esfuerzo en este sentido será en vano si tomo la dirección que me da el funcionario corrupto de la Cafetería Karachi, así que opté por publicarlo en este blog: un lugar libre y al cual tienen acceso muchos cada día.
Hace falta denunciar a todos los que se sientan en un buró a robar y echarse fresco. Hace falta construir una tribuna donde podamos escrutar las acciones de estos embajadores de mala voluntad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario