martes, 13 de noviembre de 2012

“Santiagueros siguen sin recibir ayuda efectiva después del Huracán Sandy”.


Foto de Archivo

Gran descontento y decepción reinan hoy en Santiago de Cuba, después de la visita de Raúl Castro. A pesar de la promesa hecha de que la revolución no dejaría desamparado a nadie, el ciudadano de a pie vive en medio de una pesadilla mezclada con gente que se aprovecha del desastre.
Las imágenes de la tv oficial muestran la llegada de donaciones destinadas a los damnificados por el Huracán Sandy al oriente cubano, así se dice por ejemplo que: “fueron descargadas unas 43 mil 300 tejas de fibrocemento transportadas desde La Habana por un carguero portahelicópteros de la Marina de Guerra”, sin embargo casi nadie ha recibido  las tejas y la preocupación aumenta al conocerse los precios en que serán vendidas por el estado: cada teja costará alrededor de $55.00 pesos moneda nacional.
Por otra parte los alimentos sólo se adquieren a muy altos precios en el mercado negro, de las miles de toneladas recibidas, gracias a la solidaridad de la comunidad internacional, sólo se han entregado a las casas 1 lata de carne, la cual se vende actualmente en las bodegas con un precio que oscila entre los $3.00 y los $5.00 pesos moneda nacional. Algunos como Aurora Sotelo, residente en la Calle 7 del Reparto Santa Bárbara, ponen en duda el origen de estos enlatados, debido a que según se aprecia en los mismos la fecha de vencimiento está muy cerca “lo que me hace pensar que estos alimentos provienen de los almacenes de reserva de las FAR y lo que realmente nos ha llegado en concepto de donaciones será vendido en las tiendas de divisa”.
El anuncio del gobierno acerca de la concesión de créditos para reparación de las casas ha sido recibido con desagrado, según Eunices Madaula, opositora residente en la ciudad de Santiago de Cuba, “estos créditos empeoran nuestra situación económica, todavía no hemos terminado de pagar los artículos que dieron cuando lo de la revolución energética. Estamos totalmente desamparados, los materiales de construcción aún no están en los puestos de ventas, pero de todos modos la gente no tiene con qué pagar los materiales para reconstruir sus viviendas”.


3 comentarios:

  1. Como siempre han actuado los mentirosos y Avaros politicos de los regimenes Dictadores, que no le importan el dolor del mismo pueblo que lo sostiene en el poder. Son inhumanas el interes y actitudes de la familia Castro.

    ResponderEliminar
  2. te leo a diario, son noticias acertadas sobre ese santiago de todos los maleficios, lo he reposteado, un abrazo y sigue con ese espiritu. @alambradas

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Luis Felipe por tu comentario en mi blog. Gracias por seguirme cada dia en este blog
    Un abrazo
    Ernesto Vera

    ResponderEliminar