viernes, 9 de noviembre de 2012

FOTOS VIEJAS


Firmando el libro de asistencia en la Biblioteca Pedro Meurice en  Santiago de Cuba

Habana, 8 de noviembre del 2012
Este día es muy especial para mí, como todos los días cuando me levanté di gracias a Dios por darme la oportunidad de compartir con los que quiero una experiencia más, de decir lo que siento y di gracias también porque hoy me siento un poco más libre a pesar de vivir en una cárcel, espejo de acero.
Ayer miércoles confirmé que la amistad como el amor es un milagro, y que debemos creer en los milagros, esa verdad nos hace libres.
Ayer conversé con una gran amiga aquí en la Habana, ella ha sido un gran apoyo para mí en momentos difíciles me mostró la mejor parte de la vida, y con sus ocurrencias y su espontaneidad me hacía reír. Tengo el privilegio de contar con su amistad, de compartir con ella mis alegrías y tristezas, de robarle un poco de su tiempo y de su espacio. Y justamente ayer le comentaba a mi amiga que ya no soy el Ernesto de antes, aquel que se deprimía con facilidad y se ponía un pijama en pleno día. Hoy soy más fuerte, yo no fui hecho para que nadie me derrumbe con una mala mirada, un gesto inadecuado o un mal pensamiento. He comprendido que sólo a base de mucho esfuerzo y amor propio uno triunfa en esta vida. He aprendido que no basta con tener talento, con ser inteligente para alcanzar una meta, se necesitan de otras cosas también.
Ahora mismo son las 6:56 a.m. casi corriendo me daré un baño e iré hacia un lugar que me abre sus puertas para que pueda decirles a ustedes como la fe salva mi vida. Hace solo minutos conversé con mi madre que vive en Santiago de Cuba, la ciudad aguantona y siempre fuerte donde nací. Mi madre está bien de salud pero con las carencias de casi todos los santiagueros después del Huracán Sandy que dejo más hambre que muertos, más derrumbes que muertos.
También conversé con Eunices Madaula Fernández, una de las opositoras más valientes que he conocido y una de mis grandes amigas en las buenas y las malas. A ella le debo mucho y guardo de ella los mejores recuerdos.
Hoy voy a compartir con ustedes fotos viejas para mí pero que serán nuevas para ustedes, nunca las había mostrado y las voy sacando del baúl. Quiero que ustedes los que me siguen o me leen vayan conociéndome completo.
Ahora vivo en la Habana, soy un exiliado en la Habana, y esto espero no les provoque risa.
Aquí me encuentro dándole vida a uno de los proyectos más importantes que he tenido, me apasiona en verdad y es muy importante para los que viven en la capital, especialmente para aquellos que son discriminados o en algún momento se ven en el momento desesperado de un interrogatorio en plena vía pública y no tienen la suerte de ser reseñados por el Nuevo Herald (El Granma de Miami) o por la AFP.
Esos hombres y mujeres necesitan de una ayuda y no la tienen. Por eso estoy aquí. Desafortunadamente aún no tengo una cámara fotográfica y otros recursos que necesito para realizar mi trabajo, eso dificulta mucho las cosas. No siempre se abren todas las puertas y noto que hay mucha insensibilidad, pero a pesar de eso yo sigo aquí sin importarme los vientos que soplen en contra, agradezco los que soplan a mi favor. Yo no me voy con los que están de moda, yo me quedo sin todas esas cosas.
Quisiera mostrarles en mi blog otras fotos reveladoras de una verdad amarga que viven muchos, estadísticas que hacen mucha falta y que no sean la repetición de un guión diseñado en oficinas, pero por ahora me es imposible. Así que para ustedes los que me leen aquí les van estas fotos inéditas, las que nunca había mostrado y que les ayudarán a conocerme más, de mi vida de mi trabajo, de lo que amo.


Aquí estoy en el capitolio, como todo guajiro me tiré una aquí

bien de cerca para que me vean mejor






con mi título universitario, me llevó 5 años, pero valió la pena

Con Jaquelin la profe de Ingles, qué habrá sido de ella?


con mi primo Leo que fue decano de la Facultad de Medicina, un excelente profesional y un hombre muy humano

aquí estoy con Doris, Doctora y madre de las mellizas dos compañeras mías de estudio desde la primaria hasta el Pre universitario, hoy están en Miami

Con Deysi Comte Profesora y amiga, es pariente de un exiliado que no quiere saber de la familia que le quedó en Cuba, ojala lea este blog y llame a Deysi que lo necesita

Junto a Lobaina, en Guantánamo un líder, un hermano.

Aquí junto a hermanos de lucha entre ellos Rogelio Tavío



Mi madre ya en la recuperación después del "accidente", aquí está junto a Siria Acosta una vecina y amiga






No hay comentarios:

Publicar un comentario