miércoles, 14 de noviembre de 2012

Apuntes sobre la zafra azucarera 2013 y las nuevas inversiones.


El gobierno cubano apuesta por una recuperación en la industria del azúcar, para ello eliminó un ministerio y creó en su lugar el grupo empresarial AZCUBA abriéndose más a la inversión extranjera, sin embargo esto no significa que la debacle en el sector pueda revertirse en mejores resultados en la próxima zafra azucarera.
El gigante brasileño Odebrecht firmó un contrato para administrar una central azucarera en Cuba lo que constituye la primera inversión extranjera en ese sector desde 1959. Se prevé una inversión inicial de unos 60 millones de dólares, como parte del contrato de administración del central “5 de septiembre” de Cienfuegos. Brasil aportaría a Cuba tecnología y maquinarias modernas.
Sin embargo, a pesar de la inversión, es muy poco probable que se puedan apreciar avances. Todo apunta a que continuará el estancamiento toda vez que la producción de la industria azucarera en Cuba ha caído hasta llegar a 1,4 millones de toneladas en la última zafra. Según Liobel Pérez, quien funge como especialista de AZCUBA, la molienda arrancará entre los días 10 y 20 de noviembre pero sólo en dos centrales, uno de la provincia de Matanzas y el otro en Guantánamo.
Otras cifras nada esperanzadoras señalan que en la pasada cosecha de azúcar operaron 46 de las 56 fábricas disponibles y aunque superó en un 16 por ciento a la anterior los resultados fueron considerados insuficientes. Entre 2002 y 2004, Cuba redujo el número de sus centrales de 156 a 61 eliminando más de 100.000 plazas de trabajo y disminuyó la superficie de cultivo de dos millones de hectáreas a unas 750.000.
Como están las cosas se necesitarían proyectos más ambiciosos que el brasileño para recuperar una Industria que fue orgullo nacional y uno de los primeros renglones de nuestra economía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada