martes, 23 de octubre de 2012

La Universidad de Oriente celebra aniversario premiando a un espía.





El pasado 10 de octubre la Universidad de Oriente celebró su 65 aniversario de la peor manera posible: concediéndole el Título de Doctor Honoris Causa al espía Antonio Guerrero Rodríguez y dando lectura a una carta de un tirano.
Nadie imaginaría en 1947 durante el mandato de Ramón Grau San Martín que este alto centro de estudios se convertiría en lo que es hoy: un edificio corroído por el tiempo y la indiferencia.
Cuando la Universidad de Oriente se fundó tenía otras metas muy distintas a las de hoy, sus estudiantes gozaban de una plena libertad, existía la Autonomía Universitaria.
Si algo caracterizó al gobierno del eminente Dr. Ramón Grau San Martín fue precisamente el respeto por la libertad de expresión, aún y cuando ese derecho constitucional sirviera a sus detractores para calumniar a quien fuera el Mesías de la Cubanidad.
La Universidad de Oriente hoy exhibe la mediocridad en su claustro de profesores: los hay que babean como el Dr. Larramendi de la Facultad de Derecho, le ha hecho la vida imposible a los profesores jóvenes, gana un salario superior a los 1000 pesos en una de esas botellas que concede el castrismo a chivatos: la de Profesor Consultante.
Hay otros profesores como Enrique Vital Alfaro de la Facultad de Medicina, quien imparte Filosofía, este señor se duerme durante las conferencias que imparte, no domina el programa de su asignatura y acosa sexualmente a las trabajadoras de su Departamento. En la propia Facultad se encuentra la Decana Cecilia Melian Savignon quien ha sido acusada por corrupción y violar la política y salarial y empleo, sin embargo sus fechorías siempre han quedado impunes, Cecilia es muy odiada por su despotismo y el cinismo con que roba los recursos que van destinados a los estudiantes becados.
Saliendo de ese antro que es la Facultad de Medicina No. I nos damos un salto a la sede principal ubicada en Quintero, allí los dormitorios de la Beca nos hacen recordar la Prisión de Operaciones en Versalles, los roedores y la suciedad: una imagen para no olvidar.
En este 65 aniversario, que habría que celebrar: ¿acaso una universidad  comprometida con un régimen que sólo le interesa la “Conciencia” de sus graduados? ¿O Tal vez que las maestrías que cursan los graduados extranjeros son cuestionarios que igual pueden aplicarse a un niño de 4to grado?
Durante los “festejos” nadie recordó a los 300 estudiantes que hace unos años atrás protestaron por una mejora de las condiciones en la Becas y por un mayor respeto a sus derechos. Nadie recordó a los universitarios que le dijeron ¡Basta Ya! a una corrupta y negligente Rectora Zaida Valdés Estrada.
Este 10 de Octubre se leyó una Carta enviada por el presidente ausente Raúl Castro, un “presidente”    que sólo estudió una vez en su vida: durante su estancia en la Sierra Maestra. Allí aprendió una lección que ha practicado, sin cansarse, durante toda su vida.
Este 10 de octubre se le concedió el Título Doctor Honoris Causa al espía Antonio Guerrero, condenado justamente en los Estados Unidos, por tribunales imparciales. Nadie sabe en base a qué méritos se le dio el “premio”, quizás por ser uno de los cinco de la Red Avispa o tal vez porque lo más importante para un centro que preconiza la apatía por las ciencias y la fidelidad a una ideología importada, sea el apego a la decadencia en todos los frentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario