miércoles, 26 de septiembre de 2012

Contra corriente



Aquí un buen artículo y una historia que no es común en los diarios por eso la comparto hoy con ustedes. Ayer pude hablar con Tania, vive en Villa Clara y se siente realizada, para ella la familia ha sido fundamental en sus éxitos 

Contra corriente
Escrito por Tanía García Hernández
Tomado de ww.cubajutia.com/noticias-de-cuba/index.php/todas-las-fuentes-de-noticias-de-cuba/prensa-independiente-de-cuba/item/30593-contra-corriente
Cambie de residencia en el 2008 de Capital Ciudad Habana, Cuba, hacia un pueblo de los asociados a Municipio Camajuani, Villa Clara. Esta fue mi primera acción contra la corriente, pues casi todos los cubanos desean vivir en la Capital, pero por acercarme a mi madre acción de la cual no me arrepiento, tuve que tomar esta decisión.
No es menos cierto que también salí de la Capital en busca de alejarme de la violencia que se vive en ella, aunque ya se ha generalizado,  de la cual no se habla en nuestros medios informativos, yo vivía en un pleno desconocimiento de lo que ocurre con aquellos héroes desconocidos para muchos, que luchan por un país mejor, para el disfrute de todos,  que buena falta nos hace.
Al pasar un tiempo conocí algo inesperado, y fue que existían personas en todo el país que enfrentan a diario lucha contra los mal llamados Gobernantes. Tengo que resaltar que estos valientes defensores de nuestros derechos son victimas de la violencia de la cual yo salí huyendo, solo con la diferencia que esta es realizada por los Agentes del Gobierno y por personas que se prestan para actos tan denigrantes, como si se estuvieran tomando una taza de café.
Estas personas no son mas que Robots dirigidos, y por eso no son capaces de medir consecuencias y secuelas que muchas veces los afectados son los niños de esas familias, pero lo mas triste es que cuando no están recibiendo ordenes, como todos los  hipócritas y sin valor, se pasan los días criticando o mejor dicho quejándose de su manera de vivir y de las limitaciones que se enfrentan a diario, pero los ignorantes no se dan cuenta que lo hacen bajo el efecto de la Intimidación, que leí en una ocasión, que es la influencia de espíritus de índole demoniacos para manipular a las personas, influencia que le sobra a nuestros dirigentes, para repartir a su favor y según sus conveniencias.
A partir de ahí mi venda visual cayó, y empecé a nadar contra corriente como los Salmones, hecho que me hizo hasta ser expulsada de las filas del Partido Único existente en nuestro país, el Partido Comunista de Cuba, en el cual militaba, acción que no lamento, todo lo contrario pues por mis nuevas ideas, no podía compartir las que en él se establece, incluyendo también mi  fidelidad incondicional a Cristo, así como la relación mantenida con mi Pastor Mario Félix Lleonart.
Comencé a ver las realidades de mi país y el sentir de muchas personas, a conocer que la tristeza que inundaba mi alma, no era nada personal sino que es la misma que vive toda la población, donde el nivel de subsistencia es muy bajo, no existe el derecho de libre expresión, no está entre sus libertades personales, aunque hay que reconocer que aun para muchos el miedo es superior a todo lo antes expuesto, y por eso no se suman a la lucha, pero eso es superable, cada acción tiene un tiempo.
Hoy si estoy plenamente segura de querer estar Contra Corriente, y siento el deber que como mismo abro los ojos predicando el Evangelio de Jesús, debo hacerlo, contra todos los argumentos no reales que son divulgados para la conveniencia de los protagonistas de las mentiras en nuestro país, y que defienden el que no exista un cambio como el solicitado en la Demanda Ciudadana Por Otra Cuba, pues todas sus comodidades se acabarían.


Recuerden:
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de Justicia, porque ellos serán saciados. Mateo 5:6

Tanía García Hernández.* -    Twitter: @taniaghoy        Móvil: +5353149215
TM en Economía del Trabajo, Ama de casa desde 2008 quedando desamparada por leyes inconcebibles. Por la gracia de Dios, afortunadamente  cristiana, es lo único que me mantiene en pie. Defensora de los Derechos Humanos y la Democracia. Miembro de la Iglesia Bautista de Taguayabón pastoreada por el Pastor  y amigo Mario Félix Lleonart.

No hay comentarios:

Publicar un comentario